Tener un bebé en RD cuesta 90,000 dólares

MONTREAL.- Una pareja de canadienses denunció al periódico Le Journal de Montréal lo costoso que le resultó traer al mundo a su hija en territorio dominicano, mientras se encontraban de vacaciones en Punta Cana, provincia La Altagracia.

A continuación, la reproducción íntegra de la información, que además fue difundida por otros medios canadienses:

“Embarazada de 33 semanas, Valérie Gélinas decidió tomarse unas vacaciones en la República Dominicana. Una vez al calor del sol, la joven de Saint-Basile-le-Grand (Canadá) rompió fuentes y dio a luz a su hija antes de tiempo. Ahora debe pagar una factura de unos 90, 000 dólares canadienses.

Los padres sienten que el parto y el cuidado del bebé en la República Dominicana más de US$20.000, la ambulancia US$20.000 y la repatriación de la pequeña, 40.000 dólares canadienses (US$33.400,00) les costó cerca de 90.000 dólares canadienses, según el Journal de Montreal. Tienen que pagar la factura, ya que su seguro cubría solo hasta las 32 semanas de embarazo.

“Sabíamos que tener un bebé era caro, pero no hasta ese punto!”, bromeó en una entrevista con el Journal de Montreal Valérie Gélinas.

Ella y su marido querían pasar cinco días en el Caribe a mediados de diciembre, con su pequeño bebé de un año y medio, puesto que su segundo embarazo iba muy bien después de su última cita con el médico, según informó el periódico de Montreal.

20 000 dólares por una ambulancia

El día después de la llegada de la familia en la República Dominicana, Valérie Gélinas comienza a tener contracciones. La pareja va a una clínica en la que se le practica una sonografía. Cuando rompe fuentes, el médico le dice que tiene que ir al hospital.

Todo el mundo hablaba español, y nadie respondió a mis preguntas… me entró el pánico!”, narró. “Tuvimos que pagar 20.000 dólares antes de que aceptaran llamar a una ambulancia“, dice su marido, Jean-Francois Bussiere Bourdages.

Se necesitaron tres horas en carro hasta llegar a un hospital de Santo Domingo. “Llegamos a una especie de sótano, que realmente no parecía a un hospital. Tenía miedo de que se tratara de un centro de tráfico de órganos! “, recuerda la joven.

Finalmente dio a luz a la mañana siguiente, 15 de diciembre, por cesárea. Inmediatamente, la bebé de 5 libras fue trasladada a una incubadora.

Ambulancia aérea

“Éramos como prisioneros allí”, dijo la señora Gélinas. Y todos los días, los costos se suman. Después de seis días, los padres deciden usar el servicio de una ambulancia aérea de Montreal.

“Cuando nos pusimos en contacto con Sky Service, nos aconsejaron regresar lo antes posible, que su vida podría estar en peligro”, dijo el señor Bussiere Bourdages al Journal de Montreal.

Una vez en el Hospital Sainte-Justine, Valérie Gélinas pudo coger a su bebé en brazos, una semana después de su nacimiento. “Fue muy extraño … Yo tenía dificultad para darme cuenta de que era mi bebé”, dice ella, todavía acostada.

Oceane sana

La pequeña Oceane finalmente salió del hospital de Montreal el 30 de diciembre.

“No somos ricos … Pedimos prestado a todo el mundo, nos hemos endeudado. Por lo menos, podemos decir que nuestra bebé está sana ahora! “, concluye Jean-Francois Bussiere Bourdages.

Fuente: Diariolibre.com

Regalanos un Like!!!