Gorbachov advierte: Guerra fría está declarada y podría derivar en un conflicto real

0

El último líder soviético Mijaíl Gorbachov acusó el jueves a Washington de arrastrar a Rusia a una nueva guerra fría que podría degenerar en un conflicto armado antes una eventual ampliación de las sanciones de la UE contra Moscú por su papel en la crisis ucraniana.

La guerra verbal entre rusos y occidentales está en su punto álgido y cada día aporta un nuevo lote de acusaciones y recriminaciones.

Mientras los combates continúan en el este de Ucrania donde al menos once personas murieron en el este de Ucrania en las últimas 24 horas, rusos, ucranianos y a veces los europeos han secuestrado la historia con fines políticos.

El último ejemplo es que el parlamento ruso estudia una resolución de condena de la “anexión” de la República Democrática Alemana (RDA) comunista por la República Federal Alemana (RFA) tras la caída del muro de Berlín en 1989.

Poco antes, polacos y rusos polemizaron sobre la liberación del campo de exterminio nazi de Auschwitz el 27 de enero de 1945.

Esta escalada verbal y las nuevas sanciones de Washington contra Moscú que se perfilan, han hecho reaccionar al último dirigente soviético para acusar a Estados Unidos de conducir al mundo a la guerra.

“Sólo se oye hablar de sanciones de Estados Unidos y de la Unión Europea contra Rusia. ¿Han perdido la cabeza?”, se preguntó Gorbachov, citado por la agencia Interfax.

Estados Unidos “nos conduce a una nueva guerra fría, intentando abiertamente aplicar su genial idea de querer triunfar siempre”, criticó el antiguo dirigente, de 83 años.

“¿A dónde nos va a llevar todo esto? La guerra fría ya está declarada. ¿Y ahora? No puedo afirmar con seguridad que la guerra fría no vaya a conducir a una guerra de verdad”, dijo Gorbachov.

Las declaraciones del premio Nobel de la paz coinciden con una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la UE en Bruselas.
La Unión Europea estudia la adopción de nuevas nuevas sanciones contra Rusia, para lo cual se necesita el consenso de todos los países, pero el nuevo gobierno de Grecia y Chipre tomaron distancias.

La UE se orienta a ampliar la lista negra de personas sancionadas por su participación en el conflicto, pero no agravaría las sanciones económicas, indicaron fuentes diplomáticas.

Por su parte, en conversación telefónica con el presidente ucraniano Petro Poroshenko, el vicepresidente estadounidense Joe Biden afirmó que Rusia pagará un precio cada vez mayor por su injerencia en Ucrania.

Ucranianos y occidentales acusan a Rusia de ayudar militarmente a los separatistas prorrusos y de haber desplegado tropas regulares en el este de Ucrania.

Rusia, cuyas relaciones con Occidente están en el peor momento desde el fin de la Unión Soviética, niega cualquier participación directa en el conflicto ucraniano, que en nueves meses causó la muerte de más de 5.000 personas.

Los occidentales endurecieron el tono contra Moscú desde que recrudeció la violencia, particularmente después del bombardeo de la ciudad de Mariupol, donde murieron 31 civiles.

En el terreno, prosiguen los bombardeos y enfrentamientos, que en las últimas 24 horas han causado la muerte de once personas, cinco militares ucranianos y seis civiles, según un recuento de la AFP

“Hemos perdido cinco militares en 24 horas y otros 29 resultaron heridos”, dijo el portavoz militar ucraniano Andrei Lysenko a la prensa.

A pesar de los combates, las autoridades de la República Popular de Donetsk (DNR), proclamada por los rebeldes, y el ejército ucraniano procedieron a un intercambio de prisioneros en el aeropuerto de Donetsk, constató un fotógrafo de la AFP.

Alexandre Mijailshuk, un soldado ucraniano herido en la cabeza fue liberado a cambio de un soldado rebelde, también herido.
“Nos preparamos para recuperar una gran cantidad de hombres”, dijo Iuri Tandit, un negociador de los servicios de seguridad ucranianos.

 

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.