Aseguraba ser su amiga, pero lo alentó a que se quitara la vida

0

encourage suicideDecía ser la novia de Conrad Roy, pero lo alentó a que se quitara la vida y luego organizó un evento de recaudación de fondos para desarrollar conciencia sobre la prevención del suicidio.

El caso de la joven Michelle Carter, de 18 años, tiene estupefactas a las autoridades de Fairhaven, Massachusetts, que la encausaron de homicidio involuntario el 5 de febrero.

Roy murió el 13 de julio de 2014 dentro de su camioneta, inhalando monóxido de carbono. La policía halló por lo menos 1.000 mensajes intercambiados entre los jóvenes, y comenzó a investigar a Carter, reveló la revista People en un extenso reportaje.

Así fue como dieron con un mensaje de la joven a una amiga, donde contaba que le pidió a Roy “volver a su camioneta” el día del suicidio, en una llamada telefónica en la que el joven le dijo a Carter que estaba asustado y no quería abandonar a su familia.

Ese momento Carter tenía 17 años, por lo que fue acusada como delincuente juvenil, lo que significa que su caso está abierto y podría enfrentar una condena como adulta si es declarada culpable. Está libre bajo fianza.

La comunicación entre Carter y sus amigos revelan un escalofriante encubrimiento y su preparación para la muerte de Roy.

Dos días antes de que el joven saliera de su casa para terminar con su vida, la joven comenzó a enviar emails y mensajes de texto a sus amigos diciendo que Roy había desaparecido, pero a la vez se comunicaba con él.

El 10 de julio le preguntaba a una amiga, Samantha Boardman: “¿Hay alguna manera de que un generador portátil pueda matar, porque dijo que tiene eso y algunas otras herramientas en la tienda que necesitaba para reemplazar el generador en el trabajo y arreglar cosas. No pensé en ello, pero hoy no fue a trabajar de modo que (no sé) por qué se habría conseguido esas cosas.”

Al día siguiente, Carter le agradeció su preocupación a un amigo: “Estoy perdiendo toda esperanza de que él siga vivo.” Pero justo antes de enviar esa respuesta, Carter envió le Roy un mensaje que decía: “Déjame saber cuándo vas a hacerlo”, indicó la policía.

El 12 de julio, Carter le envió otro mensaje a su amiga Boardman: “Sam, él me llamó y había un ruido fuerte como un motor y oí gemir como si alguien estuviera adolorido y no respondió cuando dije su nombre, me quedé en el teléfono como 20 minutos y eso es todo lo que oí”.

La policía cree que Carter comenzó a actuar de ese modo porque tenía la intención de seguir alentando a Conrad a quitarse la vida, y “como resultado estaba empezando a armar un plan para conseguir la simpatía de sus amigos, lo que era evidente porque en este punto que ya comenzó a explicar que era su culpa que Conrad hubiera muerto, a pesar de que aún estaba vivo y le hablaba y enviaba mensajes de texto con su regularidad “.

Más tarde le escribió a esa misma amiga, Boardman, el mensaje inculpador: “Su muerte fue mi culpa…él se bajó del auto, y le dije que volviera adentro…porque sabía que iba a hacer todo de nuevo al día siguiente.”

En efecto, no era la primera vez que Roy intentaba suicidarse, y sus intentos previos eran de conocimiento de algunos amigos del joven.

El padre de Roy, Conrad Roy Jr., le dijo al detective de Scott Gordon de la Policía Fairhaven que su hijo sufría de ansiedad “tanto es así que tenía dificultades para lograr que fuera a la escuela y estuviera en el aula con otros niños”.

También pasaba mucho tiempo en casa y tomaba antidepresivos.

Roy padre intuía que el joven tenía una relación cercana con Carter, en quien encontró una confidente. De acuerdo con el jovencito, ella pasaba por un momento difícil y tenía algún trastorno alimentario –bulimia o anorexia, dijo Roy padre.

Se conocieron durante unas vacaciones en Florida varios años antes; Carter era nieta de un amigo del abuelo de Roy. Vivían a una hora de distancia.

Después del suicidio de Roy, Carter comenzó a recaudar dinero y concientizar sobre la prevención del suicidio y organizó un torneo de softball para recaudar de fondos, en septiembre de 2014.

Carter escribió:” La vida puede ser dura, pero ayudar a los demás hace que sea más fácil”. Más tarde dijo en Twitter que el evento había recaudado 2,300 dólares, indicó The Daily Mail.

Los padres y abogado de Carter aseguran que la joven es inocente y se vio abrumada por la intención suicida de Roy.

Bajo las condiciones de su libertad bajo fianza, Carter no puede utilizar Internet o las redes sociales y sólo se puede comunicar por mensajes de texto con sus padres. Debe regresar a la corte para una audiencia judicial, el 17 de abril.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.