EEUU insiste en que no busca la caída de Maduro y pide soluciones regionales

0

Washington, 17 mar (EFE).- El Gobierno de EE.UU. insistió hoy ante el Congreso en que no busca la caída del Ejecutivo de Nicolás Maduro, pero llamó a aunar esfuerzos con sus socios latinoamericanos para buscar una solución a la crisis que atraviesa Venezuela.

El subsecretario adjunto para América Latina del Departamento de Estado, Alex Lee, reiteró que las intenciones de EE.UU. no son “sabotear la economía venezolana” y recordó, durante una audiencia celebrada en el Subcomité de Asuntos para Latinoamérica del Senado estadounidense, que su país sigue siendo el principal socio comercial de Venezuela.

“Quiero ser claro: no es nuestra política o nuestra intención la de promover la inestabilidad en Venezuela o avalar soluciones a los problemas políticos de Venezuela que son acordes con su propio sistema legal”, dijo Lee en alusión a las recientes sanciones impuestas contra varios altos cargos venezolanos por supuestas violaciones de derechos humanos.

“EE.UU. -agregó- no busca la caída de la Gobierno venezolano ni trata de sabotear la economía venezolana. Continuamos siendo el mayor socio comercial de Venezuela”.

“El presidente Maduro -prosiguió- ha expresado públicamente el deseo de mejorar nuestra relación bilateral, y estamos abiertos al diálogo. Mantenemos las relaciones diplomáticas y damos la bienvenida a las conversaciones y el debate”.

El diplomático subrayó la importancia de que las elecciones parlamentarias previstas para este año en Venezuela se lleven a cabo de la manera más transparente, e indicó que Estados Unidos ya les ha transmitido su deseo de impulsar una misión internacional electoral que garanticen la transparencia del proceso.

“Las elecciones de la Asamblea Nacional de este año -explicó- representan una oportunidad para los venezolanos de participar en un discurso legítimo y democrático”.

“Unos resultados creíbles de las elecciones -añadió Lee- podrían reducir las tensiones en Venezuela. Hemos instado a los socios regionales a alentar a Venezuela a aceptar una misión de observación electoral internacional sólida”.

“Ahora, es el momento para la región de colaborar juntos para ayudar a Venezuela a trabajar por una solución democrática a los desafíos que enfrenta el país”, agregó.

El senador republicano Marco Rubio, presidente del subcomité junto al demócrata Robert Menéndez, ambos autores del texto legislativo de las sanciones contra los funcionarios venezolanos, pidieron al presidente de EE.UU., Barack Obama, que aumente las medidas contra ellos y advirtieron del posible empeoramiento de la situación en el país.

“No se pudieron encontrar pruebas creíbles de intentos golpistas entre la oposición y los diplomáticos estadounidenses, apuesto a que pronto veremos que el Gobierno de Maduro produce pruebas falsas sobre la conspiración golpista”, aventuró Rubio.

Por su parte, Menéndez aplaudió la imposición de las sanciones, pero dijo que EE.UU. podría “haber ido más lejos”.

“Es importante que todos nosotros reconozcamos que la solución a esta crisis debe llegar por medio de las urnas. Y espero que tengamos la oportunidad de discutir la estrategia diplomática de la Administración para garantizar que las elecciones que Venezuela tiene previstas a finales de este año se lleven a cabo bajo condiciones libres, justas y transparentes”, apuntó el senador.

Santiago Cantón, miembro del Centro de Justicia y Derechos Humanos Robert F. Kennedy, alertó en la segunda parte de la audiencia sobre la gravedad de las violaciones de derechos humanos en Venezuela, especialmente en materia de libertad de expresión y las relativas a detenciones arbitrarias.

En declaraciones a Efe, Cantón rechazó la efectividad de la decisión de Estados Unidos de declarar a Venezuela como amenaza nacional, y alertó del fracaso para manejar la situación que -a su juicio- está protagonizando la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

La “Unasur debería hacer algo, visitas, buscar una mesa de diálogo como hizo en el pasado, pero con más seriedad, porque fracasó. La Organización de Estados Americanos (OEA) tiene que invocar la Carta Democrática Interamericana, y su nuevo secretario general (que será proclamado este miércoles), cogerse un avión a Caracas al día siguiente de tomar posesión”, consideró Cantón.

El que fuera secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) subrayó la necesidad de que América Latina “pase de las declaraciones formales a la acción” para detener la crisis venezolana y apuntó que, en este sentido, EE.UU. está en una mejor situación para utilizar la diplomacia en la región.

“Este es el primer Gobierno estadounidense que se ha sentado en una mesa de negociación con Cuba y eso lo legitima frente al resto de América Latina. Tiene que sentarse a negociar con el resto de los países y buscar mecanismos que ayuden a solucionar lo que está ocurriendo en Venezuela”, concluyó Cantón. EFE

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.