Once cosas que te arrepentirás por hacer (y no hacer) a los 30 años

0

Cuando llegamos a cierta edad, siempre hacemos un vistazo hacia atrás, en un momento de análisis de lo que ha sido nuestra vida.
A los 18, a los 20 y 30, son edades claves, donde notamos que vamos madurando y aprendiendo de la vida. En este constante aprendizaje, un usuario de Reddit quiso asegurarse de hacer las cosas bien, para ello entonces recurrió a la sabiduría de los más grandes.

A través de un tópico, consultó a los mayores de 40 años qué cosas se arrepintieron de hacer a los 30, edad que tenía el personaje.
Con la duda planteada, se inició unas conversación que permitió generar once cosas que fácilmente podríamos decir que no debes hacer en esa etapa, y que te presentamos a continuación.

1 – Hacer caso a los “deberías”
“Deberías casarte”, “deberías dejar de salir tanto”, “deberías comprarte una casa”, “deberías tener un hijo”, “deberías” y más “deberías”. Eso es lo que oirás a los 30 años, ya que para muchos es la edad de sentar cabeza.

Según aconseja un usuario de Reddit, no hay que tener tantas expectativas para la edad, y si notas que no tienes lo que mucha gente dice que deberías tener, piensa que simplemente es tu vida y tu forma de llevarla. No pensar en ser un fracasado, ya que la vida es una y debes vivirla a tu manera.

2 – No pasar tiempo con la familia
Una de las culpas que tienen muchas personas a los 40 años, es no pasar el tiempo con su madre o padre, en momentos que aún estaban plenos y disponibles. Cosas tan simples como oírles, salir con ellos a caminar, o compartir algún momento, son cosas que valorarás habiendo cumplido las cuatro décadas.

3 – Poner el trabajo por encima de todo
Los 30 es una época de gran desarrollo profesional, al menos eso pensamos, pero la experiencia dice que no hay que creer que efectivamente el tiempo que gastarás en ello, te será devuelto. Los más adultos indicaron que lo mejor es emplear más tiempo con la gente que amas, puesto que el dinero y poder jamás regresarán esos momentos perdidos.

4 – Gastar el tiempo con gente que NO merecía la pena
Otro arrepentimiento es estar con gente tóxica. Aquella que no te aporta nada a tu vida y sólo te genera problemas. Puede ser una relación amorosa, o un supuesto amigo. Si notas algún daño de alguna persona, lo mejor es replantearte el tiempo con él/ella y dejarle sin más.
5 – Pensar que “estás viejo”
A los 30 muchos dirán: “ya estoy viejo para esto”, pero lo cierto es que estás aún disponible para muchas cosas. Es cierto, las resacas no serán lo mismo, pero espérate a los 40. Hay muchas más cosas para disfrutar y hacer.
6 – No preocuparte por ti mismo
A los 30 ya deberías empezar a cuidarte de ti mismo, y no sólo atender lo que dice tu pareja o tu jefe. ¿Y por qué esto? A medidas creces, más responsabilidades tienes, porque el tiempo lo repartirás en más cosas.

7 – No preocuparte de tu salud
Este tema es toda una paradoja, los que se portaron bien a los 30, se arrepienten de no ser salvajes, mientras que los que fueron salvajes, se arrepienten de no haberse cuidado. Entonces, lo mejor sería buscar algún equilibrio. Salir, y no tomarse todo, haciendo algo de deporte y cuidar esas comidas nocturnas. Tu futuro cuerpo lo agradecerá.

8 – No arriesgarse
Con 20 o 30 años, sin duda es un tiempo para arriesgarse. Y es que te queda tanta vida, que hay tiempo para caer y levantarse, además de toda la experiencia que significa fracasar. Así que lánzate, que aún hay por recuperarte.

9 – No ahorrar o invertir
La nueva paradoja, a propósito de lo anterior. ¿Darlo todo, o dar nada? Pensemos en un equilibrio, porque a los 40 podrías arrepentirte de no tener nada.

10 – No viajar lo suficiente
A los 30 muchos comienzan sus familias, por lo que a los 40 te será muy difícil ir a otros lados. Aprovecha tus 30 joven aún.

11 – Preocuparse de lo que el resto dice
La gente que te quiere, te querrá en todo momento, así que no pienses en lo que dicen los demás. Sé tu mismo y sé feliz.

Fuente: BioBioChile

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.