4 preguntas sobre salud bucal infantil

0

salud–¿Qué tipo de cepillo de dientes tienen que usar los niños?

–Para prevenir la acumulación de depósitos suaves y pegajosos de bacterias que se acumulan en los dientes y que producen la caries, los niños deberían limpiar su boca diariamente con un cepillo dental. El mejor cepillo de dientes es el que se ajusta a la boca del niño y le permite llegar fácilmente a todos los dientes. Existen cepillos pequeños con cerdas suaves para niños de 1 a 4 años. Entre el año y los 2 años deberían usarlo sin pasta dental; entre los 3 y los 4 años se emplea una porción de pasta dental del tamaño de una lenteja, con baja concentración de flúor.

A partir de los 5 años, pueden utilizar cepillos con cabezal chico que permita llegar más fácilmente a todas las zonas de la boca y se utiliza pasta fluorada. El flúor combate las bacterias y refuerza el esmalte de los dientes, lo que los hace más resistentes a las caries. En niños menores de 3 años, no está recomendado el uso de pastas dentales con concentraciones altas de flúor (pastas para adulto), debido al mayor riesgo de fluorosis producto de la ingesta de la pasta dental fluorada. La fluorosis es la formación de manchas blanquecinas a parduzcas en los dientes definitivos, las cuales tienen secuelas estéticas y óseas importantes.

Es ideal que la pasta dental tenga sabor agradable para facilitar la motivación del niño.

–¿Cuánto dura un cepillo dental?

–Un cepillo puede durar aproximadamente tres meses de uso continuo; se debe reemplazar cuando las cerdas se doblen o se gasten, ya que en esas condiciones no limpia en forma adecuada y puede dañar la encía. Además, deben renovarse después de una infección bucal, gripe o alguna otra enfermedad infectocontagiosa.

–¿Cómo debe cuidarse la higiene del cepillo dental al transportarlo?

–Hoy se sabe que algunos gérmenes se pueden desarrollar en las cerdas del cepillo y trasmitir enfermedades. Es por eso que, una vez que el niño termina de lavarse los dientes, debe lavar el cepillo con un buen chorro de agua, sacudirlo para eliminar el exceso y colocarlo en posición vertical, evitando el contacto con otros cepillos. El cepillo debe permanecer seco entre uso y uso.

Es recomendable que para transportarlo de un lugar a otro fuera de la casa se utilicen protectores plásticos que evitan que las cerdas sean aplastadas y contaminadas.

–¿Los niños pueden usar hilo dental? ¿Desde qué edad?

–Es una pregunta frecuente de los padres. El hilo dental es indispensable en el cuidado de los dientes, ya que por el grosor de las cerdas el cepillo no limpia entre diente y diente. El niño puede usar el hilo dental cuando tenga la destreza para hacerlo, o alrededor de los 8 años, o recién cuando los dientes entran en contacto entre sí.

Desarrollo precoz de buenos hábitos

La caries o la enfermedad de las encías son factores de riesgo para otras patologías como la fiebre reumática, enfermedades respiratorias agudas y cardíacas, entre otras.

Las acciones más relevantes para prevenir las enfermedades bucales son la higiene bucal, la alimentación correcta y la eliminación de hábitos nocivos, como el consumo excesivo de azúcares.

Es muy importante inculcar a los niños buenos hábitos de salud bucal, como el cepillado diario de los dientes, para que incorporen estas prácticas como algo cotidiano.

Recomendaciones

En niños entre 6 meses y 3 años:

Mantener la higiene dental desde la erupción del primer diente al menos dos veces por día.

Utilizar pasta sin flúor.

Cambiar el cepillo cuando las cerdas estén dobladas o gastadas.

Visitar al odontólogo por lo menos cada seis meses.

En niños mayores de 3 años:

Realizar el aseo dental al menos dos veces por día, especialmente después del desayuno y antes de ir a dormir.

Utilizar pasta fluorada 1000 ppm (cantidad similar al tamaño de una lenteja).

Efectuar la higiene dental bajo supervisión de un adulto hasta los 8 años, para evitar la ingesta de flúor.

Cambiar el cepillo cuando las cerdas estén dobladas o gastadas.

Visitar al odontólogo por lo menos cada seis meses.

Un niño puede cepillarse solo cuando él quiere y sea capaz. Lo más probable es que no pueda hacerlo bien hasta alrededor de los 8 años. Necesitará el acompañamiento de sus padres que supervisarán el cepillado hasta que los buenos hábitos estén establecidos.

Para cuidar la salud bucal en los niños, existen también otras medidas preventivas:

Disminuir el consumo de alimentos con azúcar, para ayudar a prevenir el deterioro dental.

Evitar el consumo de golosinas entre las comidas principales, informa La Voz, en su portal.

Considerar los selladores dentales como un tratamiento preventivo. Proveen una capa de protección superior contra la caries. Están hechos de plástico y son puestos en los dientes por el odontólogo.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.