Qué abuso: Patronos plantean subir 19.80 pesos a los jornaleros

0

El aumento salarial de 8.9% que propuso ayer el empresariado para el sector privado no sectorizado y que fue rechazado de plano por las centrales sindicales, en el mejor de los casos representaría apenas RD$1,004 más que el sueldo actual más alto entre los mínimos.

Agricutores

Esos 1,004 pesos serían para aquellos empleados privados que actualmente ganan el salario de RD$11,292 mensuales (el más elevado en la escala del conjunto de sueldos mínimos vigentes desde 2013) en empresas industriales, comerciales o de servicios, cuyas instalaciones o existencias, o el conjunto de ambos elementos, igualen o excedan la cifra de cuatro millones de pesos. En otros casos el monto sería menor. Si los sindicalistas hubieran aceptado la propuesta, entonces el empleado que gana ahora 11,292 pesos pasaría a ganar 12,296 pesos.

Esa propuesta de aumento, considerada como vergonzosa y pírrica por los representantes de los trabajadores, motivó que la quinta reunión del Comité Nacional de Salarios (CNS) para discutir el tema terminara sin resultados.

Los empresarios representados por la Confederación Patronal Dominicana (Copardom), junto a su propuesta del 8.9% colocó como condición adicional que se realice una reclasificación de las empresas. De su lado, el sector sindical, representado por Rafael (Pepe) Abreu, Jacobo Ramos y Gabriel del Río, si bien no aceptó la condición planteada por el ramo empresarial, flexibilizó su posición, bajando el porcentaje que pide de un 30 a un 25%, pero manteniendo su oposición radical a la reclasificación que plantea la clase patronal.

El de ayer parecía un día en que las cosas se resolverían, pero en definitiva se avanzó poco. Los empresarios llegaron más temprano que en la ronda anterior, la del 22 de abril, y en el Ministerio de Trabajo hubo más movimiento desde temprano en la mañana que en las cuatro veces anteriores en que se produjo el encuentro.

Ayer las partes llegaron algo así como “reforzadas” con más personas y aparte de la reunión formal de varias horas hubo numerosos apartes entre empresarios y sindicalistas por un lado, sindicalistas y el director del CNS, por otro, y entre éste y los empresarios también. Incluso, los merengues que en protesta sonaron toda la mañana los trabajadores que acudieron al frente del Ministerio de Trabajo (en el Centro de los Héroes, de la capital) parecían ser “la espera de una decisión que traerá más dinero para los bolsillos de los obreros”, cosa que no ocurrió.

El próximo encuentro entre las partes se fijó para el miércoles 20 de mayo, pero mientras eso llega se desarrollarán encuentros bilaterales (entre patronos y sindicalistas) para seguir afinando la discusión. La reunión de ayer inició a las 10:00 de la mañana y finalizó pasada la 1:00 de la tarde.

Pepe Abre aseguró que aceptar la reclasificación sería sacar a muchas empresas medias y altas del aumento para que figuren con salarios menores en las tarifas, lo cual se traduciría en un inverso. Es decir, en una rebaja de los salarios, en vez de un aumento. El sector patronal pidió el aplazamiento para la semana próxima para consultar entre sus asociados, según confirmó su representante, Joel Santos. Y reiteró que “hacer la reclasificación es una parte integral de la propuesta”, dejando claro que no hay vuelta atrás con eso. Los sindicalistas Abreu, Ramos y Del Río Doñé, favorecen que esa parte se discuta posterior al cierre y la mejoría salarial.

En detalle, de haber aceptado ayer una subida de 8.9%, los empleados que ganan RD$7,763 pasarían a ganar apenas RD$690 más y se colocarían en RD$8,453. Los que ganan RD$6,880 mensuales obtendrían RD$612 más y pasarán a RD$7,492, y los que por jornada (echando días en tandas de 10 horas) ganan RD$234, ganarían por encima apenas 19 pesos con 89 centavos.

“Si el miércoles que viene no hay una posición clara por parte de los empresarios, entonces el movimiento sindical determinará cuáles serán las acciones a tomar en los próximos días”, advirtió Jacobo Ramos, presidente de la Confederación Nacional de Trabajadores Dominicanos (CNTD), a la salida del encuentro, que tuvo lugar en el tercer piso de la sede del Ministerio de Trabajo.

“El pandero está en manos del sector empleador de la República Dominicana. Y no vamos a discutir reclasificación en esta oportunidad. Que lo sepa la Copardom. Eso no está en discusión. Vamos a abrir un compás de espera”, apuntó Ramos.

¿Cuánto se ha subido siempre?

Tomando como referencia los tres niveles de salarios mínimos del sector privado no sectorizado, en ninguno de los últimos cinco aumentos la proporción ha sido inferior a 14%. En el 2001 se dispuso un alza de un 18%, y el Gobierno aumentó un 10% para el sueldo mínimo del sector público centralizado.

Las mayores alzas correspondieron a los años 2003 y 2004, con alzas respectivas de 25 y 30%. Esos fueron los años en los que se sintieron los mayores efectos de la crisis económica nacida como consecuencia de la crisis bancaria, en la que quebraron tres importantes bancos del sistema financiero dominicano.

En dos años (2007 y 2009) el incremento fue de 15%. A partir del alza de diciembre del 2004, la frecuencia para la revisión se ha hecho cada dos años. En 2011 el alza global fue de 17% y en 2013 se subió un 14%. El presidente de la Copardom sostuvo que la propuesta que presentó esa organización es completa e involucra las distintas escalas salariales.

“Seguimos trabajando con los trabajadores, buscándole una salida a esto y esperamos próximamente resolverles. Recuerden que la inflación es de 3.84 por ciento. La propuesta es algo más de cinco puntos porcentuales por encima de la inflación existente y dos veces y media por encima de ésta. Esto es una negociación donde las partes deben flexibilizar”, dijo Santos, respondiendo preguntas de la prensa.

Fuente El Caribe 

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.