A falta de pareja, los gusanos planos se autofecundan

0

París, Francia. Una especie de gusanos planos es capaz de desarrollar un asombroso mecanismo de autofecundación inyectándose su propio semen en la cabeza en ausencia de cópula con otro individuo, según un estudio publicado el miércoles en la revista de la Royal Society britannique.

Para la mayoría de los animales, el celibato es sinónimo de ausencia de descendiente o incluso de extinción. No para los gusanos planos de la especie Macrostomum hystrix.
Gusano

Si son mantenidos lejos de sus eventuales parejas, estos parásitos hermafroditas son capaces de inyectarse su propio esperma picándose con su propio pene en forma de aguja, descubrieron investigadores de la Universidad de Basilea en Suiza y de la Universidad de Bielefeld, de Alemania.

Habitualmente, los gusanos usan su pene para picar a otro e inyectarle semen a través de la piel, en lo que se denomina inseminación hipodérmica. Los dos individuos que copulan y poseen a la vez órganos reproductores masculinos y femeninos, se aparean a través de un rito amoroso que se asemeja a un combate: cada gusano quieren asumir el papel de padre e intenta penetrar al otro primero.

Pero si se encuentran aislados, los gusanos se inyectan su propio esperma en la parte anterior del cuerpo, por lo general en la cabeza. Los espermatozoides emigran luego hacia los huevos, según el estudio.

Los investigadores determinaron que los gusanos sólo utilizan la autofecundación en ausencia prolongada de posibilidades de aparearse y que la misma acarrea una baja de la producción de recién nacidos y de la capacidad de supervivencia de la descendencia.

La copulación de dos individuos diferentes es el sistema de reproducción preferido por la especie, pero la autofecundación puede ser un medio alternativo en condiciones ecológicas desfavorables, concluyeron los científicos.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.