Carla sigue desaparecida

0

Por Diana Rodríguez

Pedro Brand. Una pista sobre el paradero de la niña Carla Massiel Cabrera Reyes, desaparecida desde el pasado jueves 25 de junio, de la comunidad La Guáyiga, ha renovado las fuerzas a sus padres para seguir buscándola.Hace 12 días que Diolandita Cabrera y Manuel Reyes, padres de la menor, no saben de su pequeña. No la han vuelto a verla desde ese jueves que la niña, de nueve años, acudió junto a su melliza a un culto evangélico (nocturno) al aire libre, a pocos metros de su vivienda.

Hace tres días, una llamada telefónica despejó un poco las dudas del paradero de la menor. “Una estudiante me llamó para decirme que vio a mi hija en Santiago (provincia) desmontarse de una guagua con un señor de cerca de 32 años, un hombre fuerte y alto, me dijeron”, expresó la madre de la niña.

Carla Massiel

Asimismo, dijo que recibió otra llamada del mismo lugar, confirmándole la información. “Nosotros no somos una familia de dinero, pero quien la tenga que nos diga lo que quiere, por favor”, exclamó Diolandita Cabrera, quien tiene 30 años de edad, y reside en la comunidad Los Garcías, de La Guáyiga, desde hace seis meses.

Más de 100 policías en investigación

Mientras, el vocero de la Policía, Jacobo Mateo Moquete, aseguró a elCaribe que la institución ha dispuesto de 104 policías para dar con el paradero de la menor. Prefirió no dar detalles de la investigación, para no entorpecer el proceso.

En tanto, los padres de Carla Massiel no se atreven a acusar directamente al señor Luis Hernández, evangélico desde hace nueve años y promotor del culto al aire libre, organizado el mismo día en que desapareció la pequeña, pero sí tienen sospechas acerca de él en la desaparición de su hija.

“Ese día ese señor fue a mi casa y me dijo mándame a las mellicitas (Carla y Perla). Yo no fui con ellas. Perla llegó aquí a beber agua y yo le pregunté por Carla, y yo misma fui a buscarla, pero cuando llegué no la encontré”, contó la progenitora.

En defensa de Luis Hernández, quien tiene 52 años, salieron los evangélicos de la comunidad, incluso varios vecinos, que lo consideran “un hombre de Dios”, incapaz de hacerle daño a alguien, menos a un ser indefenso.

Luis Hernández, padre de cuatro hijos, entre ellos dos niñas de uno y cinco años de edad, confía en que su buen nombre y testimonio como cristiano evangélico quedarán limpios una vez se identifiquen los verdaderos culpables de la desaparición de la pequeña.

El pastor evangélico Ramón Reyes indicó que la comunidad cristiana jamás se prestaría para hacerle daño a una persona. Defendió rotundamente a su “hermano en Cristo”.

Mientras que Juana María Ramírez, vecina de los padres de la menor desaparecida, considera injusto que se hagan serias acusaciones contra Luis Hernández.

Cualquier información acerca del paradero de Carla Massiel Cabrera Reyes, por favor, llamar a los números 809-394-2119 y 829-329-6232.

La menor desaparecida sufre de falcemia

Carla Massiel Cabrera sufre de falcemia (enfermedad en la sangre) y necesita medicarse. De no suministrársele los medicamentos, la pequeña estaría expuesta a fuertes fiebres y desmayos, que pondrían en riesgo su vida. Sus padres piden a quienes la tengan que consideren su condición delicada. La melliza Perla Massiel Cabrera Reyes presiente que encontrará a su hermanita con vida, para poder jugar con ella. A la pequeña le embarga la tristeza desde la desaparición de Carla. Su madre es ama de casa y su padre es vigilante de una plaza comercial de la capital.

Fuente El Caribe

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.