Arrestan en Brasil a exjefe de gabinete de Lula por escándalo en Petrobras

0

La policía brasileña detuvo el lunes a José Dirceu, exjefe de gabinete de Luiz Inácio Lula da Silva, y lo señaló como uno de los probables creadores del fraude montado en la estatal Petrobras que sacude a la élite política y empresarial del país.

La fiscalía acusa a Dirceu de haber recibido y canalizado al menos 39 millones de reales (11,7 millones de dólares) en dinero ilegal vinculado a la estatal Petrobras a través de una firma de su propiedad, JD Asesoría, sin que existan pruebas de que esta empresa haya prestado los servicios por los que fue remunerada.

Lula Da Silva

Además del arresto de Dirceu, un total de 200 efectivos en Brasilia, Sao Paulo y Rio de Janeiro cumplieron este lunes otras siete órdenes de detención preventiva y temporal y seis de conducción coercitiva a pedido del juez que tramita la causa de la esfera privada del escándalo apodado “Petrolao”, por los delitos de corrupción activa y pasiva, formación de organización criminal y lavado de dinero, señaló la policía en un comunicado.

“Dirceu recibió valores de diversas formas, algunas hasta con prestación de servicios en inmuebles de su propiedad. Esos valores sabemos que eran oriundos de sobornos relativos a Petrobras. Hoy no tenemos duda alguna, ni en el aspecto de la empresa JD ni tampoco en la cuestión personal”, dijo el procurador Carlos Fernando dos Santos Lima en una rueda de prensa en Curitiba, capital del estado sureño de Paraná.

“Es una operación que va más allá de José Dirceu como beneficiario, tenemos una investigación que busca a José Dirceu como creador del esquema Petrobras, aún desde sus tiempos en la Casa Civil (jefatura de gabinete), en el gobierno del expresidente Lula”, añadió.

Dirceu, que fue jefe de gabinete de Lula de 2003 a 2005, cumple actualmente una condena domiciliaria por un escándalo anterior conocido como “mensalao”, mediante el cual el gobernante Partido de los Trabajadores (izquierda) pagaba sobornos a legisladores aliados a cambio de apoyo político. En esta causa, fue condenado a más de siete años de prisión.

Según las autoridades, el exhombre fuerte del gobierno del PT continuó recepcionando pagos ilegales vinculados a Petrobras mientras estaba detenido por el “mensalao”.

– Nuevo golpe para el PT –

El presunto involucramiento en el escándalo de Dirceu, una figura central del PT (izquierda) y del gobierno durante el primer mandato de Lula (2003-2010), golpea directamente a la fuerza gobernante a la que también pertenece la presidenta Dilma Rousseff, que ya tiene a su extesorero Joao Vaccari Neto en prisión por este caso.

Las ramificaciones políticas del “Petrolao” mantienen en vilo al país y le están cobrando un peaje muy elevado a Rousseff, cuya popularidad cayó al 7,7%, según una encuesta reciente que mostró que más del 60% de los consultados quiere que sea sometida a un juicio de destitución.

Consultado si el expresidente Lula (2003-2010) puede ser investigado, el fiscal Lima dijo a periodistas que “ninguna personas está al abrigo de ser investigada”. “Hay investigaciones en curso, gran parte en sigilo”, añadió.

La justicia también investiga a 13 senadores, 22 diputados y dos gobernadores en funciones, en un proceso que está causando un sismo político que ya deja cicatrices.

El arresto de Dirceu, y las sospechas de la fiscalía de que el esquema de fraude tiene un funcionamiento similar al “mensalao” que lo condenó, alimenta el mal momento que vive el gobierno, que el 16 de agosto deberá enfrentar una nueva protesta callejera en su contra, después de ya haber sufrido dos este año que congregaron en total a cerca de tres millones de personas.

Según acusados que confesaron sus delitos a la justicia, como el exgerente de Petrobras Pedro Barusco, la corrupción dentro de la mayor empresa de Brasil se “institucionalizó” durante los gobiernos del PT.

La “Operación Lava Jato” (lavadero de autos) sacó a la luz un sofisticado esquema de sobornos a gran escala por el que durante al menos 10 años las principales constructoras del país pagaron a directivos de Petrobras -designados por políticos- para poder manipular las licitaciones. El dinero obtenido luego era desviado a cuentas personales y a la mayoría de los principales partidos políticos del país.

La tasa media de pagos ilegales fue estimada entre 1% y 3% de cada contrato, según los textos del juez, y Petrobras reconoció pérdidas por unos 2.000 millones de dólares debido a este fraude.

Todos los detenidos en esta jornada serán trasladados a Curitiba para responder ante el magistrado.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.