Conoce un poco más sobre el diplomático dominicano preso por “corrupción”

3

Nueva York. El embajador ante la Misión Permanente de la República Dominicana ante las Naciones Unidas (ONU), Francisco Lorenzo (Francis), nombrado durante el segundo período de gobierno del presidente Leonel Fernández y detenido por la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Nueva York, junto a otros diplomáticos, en el marco de un multimillonario caso de corrupción, es actualmente el vicepresidente de la Comisión de Desarrollo Social de la ONU.

Al diplomático dominicano se le considera como uno de los criollos más versados que en los últimos tiempos ha pasado por el organismo internacional, estableciendo relaciones al más alto nivel, en diferentes estamentos económicos, de seguridad, políticos y empresariales.

Francis Lorenzo

Antes de sus funciones en la ONU, el embajador Lorenzo era un empresario, que trabajó en varias ciudades de todo el mundo, incluyendo Nueva York.

Una de las tantas mociones que Lorenzo ha presentado ante la ONU fue “Modalidades para la primera revisión y valoración del Plan de Acción Internacional de Madrid sobre el Envejecimiento”, acogida por la Comisión de Desarrollo Social, al lograr consenso entre 105 países, incluyendo los del G-77, en el año 2007.

Considerado como uno de los diplomáticos con más arraigo con que cuenta la Misión Dominicana ante la ONU, Lorenzo es además, el punto focal de la delegación criolla a cargo de los trabajos y las iniciativas relativas a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Trabajó con la Alianza Público-Privada de las Naciones Unidas y el Consejo Económico y Social para el Desarrollo Rural, que mediante resolución acogió a la República Dominicana como segundo país piloto de la Alianza de las Naciones Unidas.

Igualmente, es uno de los fundadores de la Asociación de las Naciones Unidas de la República Dominicana (ANU-RD), que ha reunido a miles de estudiantes, profesores, y de los principales intereses en el país.

Antes de sus funciones en la ONU, el embajador Lorenzo era un empresario, que trabajó en varias ciudades de todo el mundo, incluyendo Nueva York.

Entre las acusaciones en el caso de corrupción, figura que John W. Ashe, el expresidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, aceptó más de 500,000 dólares en sobornos, “facilitados por tres de los acusados, Ng, Jeff C. Yin y el dominicano Francis Lorenzo, en un esfuerzo por construir un centro de conferencias de las Naciones Unidas en Macao, China, que desarrolla el multimillonario chino Bg Lap Seng, también conocido como David Ng”.

La Fiscalía calcula la fortuna de Ng en unos 1.800 millones de dólares, obtenidos principalmente a través de desarrollos inmobiliarios en Macao, y también acusa a Ashe de haberse embolsado más de 800,000 dólares de parte de los empresarios chinos para apoyar sus intereses en la ONU y en Antigua y Barbuda, su país de origen, y al que representaba ante el organismo internacional.

Por Ramón Mercedez/ 7dias.com.do

Regalanos un Like!!!

3 Comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.