La música en República Dominicana está de luto

1

Por Alfonso Quiñones (Diario Libre)

Los restos del músico Fernando Echavarría, fallecido el sábado después de las 10:00 p.m., serán velados desde el mediodía de hoy en la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln, y el sepelio será mañana martes a una hora aún por decidir.

El cambio de día y hora se supone haya sido tomado por su hija Mariana Andrea, quien arribó aproximadamente a las 2:00 p.m. de ayer, procedente de Miami, donde reside. Hoy lunes debe arribar desde Japón, donde vive, el hijo del músico, Ricardo Andrés.

Fernando

El fallecimiento del hijo del pianista y compositor Babín Echavarría la noche del sábado, antes de subir a actuar con la Familia André en el concierto “De Dominicana pa’l mundo”, “ha consternado al país y a sus seguidores en Colombia, Puerto Rico o Ecuador, como se ha visto en las redes”, dijo a DL en la funeraria, el arreglista de la Orquesta Sinfónica Nacional Eugenio Van Der Horst, adonde había acudido a rendir honores al amigo.

Con el fallecimiento del líder de La Familia André, República Dominicana se priva de una de las figuras más importantes de la música contemporánea criolla, que trascendiera fronteras con un ritmo que decidió llamar “fusón”, y que mezcla el son y el merengue con otras “hierbas” antillanas.

Cómo ocurrió el deceso

La cantautora Henya Tejeda es una testimoniante extraordinaria de lo sucedido, pues era la productora del último concierto en el que se vio enrolado el autor de “Pato roba’o”.

Lo que llama “una experiencia muy fuerte”, lo desarrolla exponiendo que les unía una amistad desde el 2010, cuando hizo, en presentaciones conjuntas, la versión de Fernando de “Lágrimas negras” (él escribió una parte de la mujer que contesta al lamento del hombre): “Pero Fernando siempre me ha dado el espaldarazo. Ha sido como un mentor. En cada presentación, ahí estaba él, apoyándome”, reconoce.

“En la prueba de sonido estaba feliz, y no tenía ningún síntoma”, explicó.

“El se descompensó justamente antes de salir yo a escena, que ya me habían presentado. Mis músicos, que todavía no habían salido, y yo, nos aturdimos, y nos pusimos muy nerviosos. No queríamos salir, pero entonces su equipo nos dijo que lo que sucedía era usual, producto de su hipertensión y la diabetes que padecía. Y que era usual que se descompensara. Que le iban a dar algo dulce para hacerlo reaccionar. Pues ya antes había pasado por ese episodio. O convulsionaba o se desmayaba, y ahí estaba su equipo siempre pendiente”, narró.

“Yo creo que yo hice el intro más largo de la historia para tratar de salir con la mejor cara”, recuerda la compositora y cantante Henya.

Enseguida aclara: “Cuando salí a escena sólo lo dejé descompensado, no fallecido”.

“Entonces cuando voy por la mitad de mi actuación, con la banda, los bailarines, todo el mundo arriba, yo salí a hacerme un cambio de zapatos, porque ya iban a hacer otras piezas más movidas y eso… Y ahí es que me dicen. Yo entré en shock. No lo quería creer. Yo decía no fuñan. No me digan una cosa así. Dime que están relajando. Y de hecho, sin creerlo, entré a su camerino, buscándolo, y había parte de los músicos que no lo sabían de hecho. Estaban tranquilos, haciendo chistes, normal. esperando que simplemente él retornara de la clínica, porque lo llevaron a la Abel González. Que retornara bien, controlado. Pero no. No. Era verdad”, narró.

Para ella, Echavarría era un hombre muy modesto. “Fernando era uno de los artistas más prolíficos no sólo en cuanto a presentaciones, sino también de repertorio y originalidad”, sentenció Henya.

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

Participa en el debate, deja un comentario.