Awilda Reyes niega la autenticad del recibo

5

La jueza suspendida de la Cuarta Sala Penal del Distrito Nacional, Awilda Reyes, volvió ayer a negar las acusaciones que pesan en su contra y aseguró que no estampó su firma en un recibo por un supuesto soborno.

El citado recibo fue divulgado recientemente por la productora de televisión Nuria Piera, en el que indica que la jueza Awilda Reyes recibía dinero por parte de Francisco Arias Valera, entonces miembro del Consejo del Poder Judicial.

Awilda Reyes

El presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán, afirmó en una rueda de prensa la semana pasada que la jueza Reyes le había confesado haber recibido el dinero para poner en libertad a un regidor acusado de mandar a matar a un chofer por el control de una ruta.

La suspendida magistrada, sin embargo, niega haber hecho tal confesión y también cuestiona la veracidad del recibo mostrado a través de medios de comunicación.

Recibo de awilda

A continuación la declaración a la prensa hecha por Awilda Reyes publicada en el periódico El Día.

“Saludos a toda la sociedad dominicana, a los miembros de la prensa que buscan objetividad, y a los demás presentes.

“Nuestra presentación en el día de hoy tiene como propósito fundamental externar públicamente la postura que siempre hemos mantenido desde que fuimos nombrados como funcionario público y hemos reiterado en diversas ocasiones, todo funcionario público tiene la obligación de someterse a cuestionamientos y a investigación, esto es algo propio de la función, sin embargo, lo que siempre hemos criticado es la forma y los mecanismos utilizados para llevar a cabo las mismas, tal es el caso que nos ocupa en el cual el presidente de la Suprema Corte de Justicia y también presidente del Consejo del Poder Judicial emitió unas declaraciones en las cuales se erigió, con un solo acto, en fiscal, juez y parte de la misma causa, lo que constituye un mayúsculo atropello a los principios de la separación de funciones, de imparcialidad, presunción de inocencia, al derecho de no autoincriminarse, al derecho de defensa, a un proceso previo, a la dignidad de la persona y otros más derechos fundamentales contenidos en el debido proceso de ley, y se me ha juzgado y condenado sin ni siquiera escucharme.

No es el escenario

“Sin embargo, en este escenario y siendo coherente con nuestra postura, no discutiremos ni responderemos las acusaciones hechas por esta misma vía a nuestra persona, reconociendo que este no es el escenario con las debidas garantías que reconocen la Constitución y las leyes y segura de que cuando el presidente de la Suprema Corte de Justicia y también presidente del Consejo del Poder Judicial, mira a los ojos a la hija que me manifestó tiene parecido físico a mí, y ve en sus ojos el dolor por su situación de salud, también verá a través de ella el dolor nuestro y comprenderá el dolor de mis padres cuando sus ojos han tenido que ver todas estas elucubraciones que se han levantado en mi contra.

Sobre alegado recibo

“El pasado sábado 28 de noviembre, la comentarista de noticias Nuria Piera en su programa hace uso de una copia de un supuesto recibo de fecha 2 de noviembre de los corrientes, según el contenido del mismo, yo hago entrega de una suma de dinero que me fuera entregado como soborno para fallar un caso, documento este, que mas que aclarar, trae a la discusión innumerables interrogantes las cuales tienen como génesis la originalidad del mismo, cuya circunstancia a simple vista, si comparamos la firma del supuesto recibo, dista mucho de nuestra firma registrada en la Suprema Corte de Justicia y que aparece en todas nuestras decisiones, lo que nos lleva a la conclusión de que el mismo ni fue estructurado por nosotros, así como tampoco fue firmado, siendo este, un documento de origen dudoso y cuyo contenido negamos tener la autoría.

Explicaciones

“Algunas de las cuestionantes sobre cómo, cuándo y dónde se elaboró el presunto recibo, son cuestiones que deberán explicar las autoridades que investigan el caso, lo que sí podemos afirmar es que el mismo está orientado a satisfacer el insaciable morbo “que envuelve este proceso en el ámbito público, y a la vez tiene como objeto una condena social.

Quien tuvo el interés de hacer público este documento, el cual, dicho sea de paso, no fue referido por el reconocido civilista y presidente de la Suprema Corte de Justicia en su rueda de prensa, por lo que, solo busca contaminar el proceso y condicionar a la opinión pública, ya que todos sabemos que de este ser verdadero debería estar bajo la custodia de las autoridades competentes con lo cual respetaría lo referido a la legalidad, licitud y cadena y custodia de la prueba.

“Reiteramos, en el juicio oral, público y contradictorio, tal y como manda la Constitución y las leyes se demostrará que no somos responsables de los hechos puestos a nuestro cargo, en el cual, a lo mejor, puedan salvarse los derechos fundamentales que a priori y sin juicio previo se me han vulnerado”.

Otros magistrados suspendidos por Consejo

El Consejo del Poder Judicial decidió suspender no solo a la magistrada Awilda Reyes, sino también a los jueces José Duvergé Mejía, Rosó Vallejo Espinosa y Víctor Mejía Lebrón, acusados de supuesta prevaricación en el ejercicio de sus funciones.

El exjuez y miembro de ese organismo Francisco Arias Varela fue denunciado como el supuesto jefe de lo que la Procuraduría General de la República considera era una estructura que se dedicaba a ofrecer sobornos a jueces para liberar a acusados de narcotráfico, lavado de dinero y otros delitos.

Regalanos un Like!!!

5 Comentarios

  1. Vergueza le debe dar Marianito German esta situacion si es que tiene…. Deberia renunciar por infuncional, no es capaz de mantener el control de sus jueces corruptos, pues el ejemplo empieza por la cabeza…que horror

  2. Pero la jueza que conocio el caso y descarg al Gato Bautista y otros implicados es Sanjuanera, conocida del gato y del presidente y Mariano German ni la suprema a custionado nada !!!!. Diablos, es vrdd que la soga se parte por los mas chikitos !!

Participa en el debate, deja un comentario.