Sigue el conflicto por la electricidad en Samaná

0

La Compañía Luz y Fuerza de Las Terrenas informa que intimó judicialmente a la Superintendencia de Electricidad (SIE) para que detenga y revierta las intervenciones en las redes eléctricas de esa distribuidora, en violación del contrato de concesión otorgado por el Estado y en perjuicio de la seguridad y la estabilidad del servicio que se ofrece a esa comunidad turística.

Según el documento de intimación depositado en las oficinas del órgano regulador en Santo Domingo, “las acciones inconsultas y violatorias de los derechos de Luz y Fuerza ponen en riesgo vidas y propiedades ya que al eliminar la protección de las líneas de salida cualquier fallo de una de ellas podría ser catastrófico”.

Superitendencia

Mediante el acto legal se intima a la SIE a que, en el plazo de tres días francos, disponga las acciones técnicas necesarias a fin de revertir las intervenciones realizadas y dejar el sistema en sus condiciones originales.

Explica Luz y Fuerza que las actuaciones arbitrarias patrocinadas por la Superintendencia de Electricidad han eliminado el control de protección de las tres líneas de salida de distribución de la empresa, dejando como única protección el desconectivo de 12.5 KV de la sub estación de Las Terrenas, el cual ya ha registrado alrededor de un centenar de fallas que han producido apagones generales.

También han eliminado el control de carga de las líneas independientes que permitían la gestión de la red en caso de bajo voltaje provocado por la capacidad de la línea de interconexión, afectando gravemente la calidad del servicio, indica la empresa.

Asegura que “las acciones ejecutadas por la Superintendencia de Electricidad han generado graves daños a la configuración de las líneas de Luz y Fuerza”.

De acuerdo a la distribuidora, el organismo regulador estatal fue debidamente advertido de los trastornos provocados en la zona, “y que, durante la construcción de la línea de interconexión, se dejó claramente establecido que Luz y Fuerza requería de una configuración que permitiera independizar los tres circuitos que distribuyen en: La Bonita, el casco urbano de Las Terrenas y El Portillo y el Limón, preservando las protecciones y configuración del sistema”.

Sostiene el documento legal de intimación, que la Superintendencia de Electricidad desarticuló un sistema que había funcionado eficientemente durante dos décadas.

“A esto debemos sumar que, al realizar los estudios técnicos de la línea de interconexión, no solo por nuestros técnicos e ingenieros, sino también por contratistas independientes de reputada responsabilidad y conocimientos técnicos, se determinó la necesidad de inyección de por lo menos 1.8 MW in situ a fin de poder preservar la calidad del servicio y la regulación del voltaje.
Apunta que esas situaciones fueron advertidas a la SIE en varias reuniones y mediante comunicaciones escritas a pesar de lo cual realizó los trabajos sin tomar en cuenta los daños causados a Luz y Fuerza y sus usuarios.

Explica que debido a la crítica situación creada, ahora para realizar cualquier operación en una de las líneas de distribución del sistema se hace obligatorio producir un apagón general.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.