Precio del oro sigue cayendo

0

El precio del oro cae a su punto más bajo en casi seis años.

El metal amarillo se cotizaba a un precio tan bajo como 1.051,60 la onza el viernes, el precio más barato en casi seis años.

Los precios del oro no habían estado tan deprimidos desde febrero de 2010 —antes de que el popular programa de Downton Abbey estuviera siquiera en televisión— cuando el oro cayó bajo, muy por debajo de 1.045 dólares la onza.

Oro

Esta semana marcó la sexta semana consecutiva en que el oro ha perdido valor.

Normalmente, los inversionistas corren a comprar oro cuando están nerviosos, pero eso no está sucediendo ahora. Los acontecimientos recientes, como la venta masiva del mercado de valores a finales de agosto y los ataques terroristas de París no han detenido la caída de oro.

“El fresco impulso de venta de oro actualmente se debe a varios eventos que se conjuntan”, escribió George Gero de RBC Wealth Management. Estos incluyen:

1. La crisis económica y del mercado de valores en China. El principal mercado de valores chino se derrumbó el viernes después de que el gobierno lanzó otra ofensiva contra las mayores corredurías del país. La élite china es menos propensa a gastar en grande en oro si los mercados y la economía del país siguen inestables.

Aunque el gobierno chino dice que la economía todavía se está expandiendo a cerca de 7% anual, la mayoría de analistas independientes creen que la realidad se acerca más a 4,5%.

2. El dólar estadounidense en alza. La mayor parte del oro del mundo se comercia en dólares. Eso no es bueno en este momento para el oro. El dólar está en su punto más fuerte en años contra la mayoría de las otras monedas. Cuando el dólar se vuelve más caro, los inversores recortan el precio del oro.

Hacia 2016, se espera que el dólar se vuelva aun más fuerte: es probable que llegue a un punto en que 1 dólar equivalga a 1 euro, algo que el mundo no ha visto en más de una década. Eso significa que el oro podría caer aún más.

3. La probable alza de tasas de la Reserva Federal en diciembre. El último golpe contra el oro es el probable aumento de la tasa de interés de la Fed en diciembre. Los inversionistas esperan ampliamente que la Fed finalmente eleve las tasas desde sus mínimos históricos cercanos a 0% en el que han estado desde las secuelas de la crisis financiera de 2008.

Cuando la Fed suba las tasas afectará al oro porque el oro no paga ningún interés. Hay una expectativa de que los inversores pueden abandonar el oro en busca de otros activos que pagan intereses más altos.

La última caída es otro recordatorio de cuánta popularidad ha perdido el oro. Alcanzó un máximo histórico de casi 1.890 dólares la onza en septiembre de 2011, cuando Europa estaba en medio de su crisis de deuda y la calificación crediticia de Estados Unidos fue rebajada.

La mayoría de los expertos predicen que el oro bajará aun más. Un destacado analista de oro dice que los precios incluso podrían caer en picada a 350 dólares la onza.

Otros no están tan seguros de que vaya a caer tanto. Mucho dependerá de China y de si la demanda de joyas y metales industriales repunta en esta temporada navideña. Las ventas de fabricantes de joyas como Tiffany y Signet (la compañía matriz de Jared y Kay) no lucen bien este año.

“Sin embargo, en general nada es muy optimista”, escribió el equipo de investigación de metales de RBC Capital Markets en una nota, el viernes. La fortaleza del dólar y la economía china “nos prepararán para el 2016 de una manera u otra”.

Fuente Cnnespanol.cnn.com

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.