Donald Trump quiere prohibir la entrada de musulmanes a EEUU

1

El magnate Donald Trump, al frente de las encuestas republicanas sobre las presidenciales de 2016, levantó una nueva polémica al pedir que Estados Unidos prohíba completamente la entrada de musulmanes al país.

La controvertida propuesta del empresario llega cinco días después de que un matrimonio musulmán matara a 14 personas e hiriera a otras 21 California, en la peor matanza de los últimos años.

Donald Trump

El FBI, que investiga el ataque como un acto terrorista, confirmó que la pareja se radicalizó hace un tiempo.

El equipo de campaña del candidato republicano defendió la necesidad de bloquear totalmente el ingreso de musulmanes al país “hasta que los legisladores comprendan lo que está sucediendo”.

La propuesta no precisa si la medida incluye a inmigrantes, turistas y musulmanes con nacionalidad estadounidense, y tampoco establece un marco técnico y jurídico para llevarla a cabo.

La Casa Blanca rechazó inmediatamente la idea de Trump, alegando que vetar la entrada a los musulmanes es “totalmente contrario a los valores” de Estados Unidos.

“Tenemos, en nuestra ley de Derechos, respeto por la libertad religiosa”, dijo Ben Rhodes, uno de los principales asesores del presidente Barack Obama en materia de política exterior, a la cadena CNN.

Los consejeros de Trump citaron un sondeo realizado a musulmanes que viven en el país según el cual muchos sienten “odio” por los estadounidenses.

“De dónde viene este odio y por qué, debemos determinarlo”, manifestó el aspirante republicano en un comunicado.

“Hasta que seamos capaces de establecerlo y de comprender este problema y la amenaza que representa, nuestro país no puede ser víctima de ataques hostiles de parte de gente que sólo cree en la yihad y no tiene respeto alguno por la vida humana”, agregó.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest dijo a la cadena MSNBC que, en lugar de condenar a los musulmanes, los políticos del país deben trabajar con los líderes religiosos para “aislar a las personas más vulnerables de ser radicalizadas”.

“Está desquiciado” 

El multimillonario ha ido subiendo el tono de sus comentarios sobre la comunidad musulmana desde la ola de atentados que sufrió París hace unas semanas y que dejó 130 muertos.

El mes pasado aseguró que “miles y miles de personas” celebraron en distintas partes de Nueva Jersey, cerca de Nueva York, los ataques contra las torres gemelas el 11 de septiembre de 2001.

Pero su nueva propuesta levantó la indignación de varios rivales de partido e incendió las redes sociales.

El exgobernador de Florida, Jeb Bush, escribió en Twitter que “Donald Trump está desquiciado”.

En la misma línea se pronunció el senador Lindsey Graham, uno de los pesos pesados del partido republicano en cuanto a seguridad nacional.

“Todo candidato a la presidencia debe hacer lo correcto y condenar el comunicado de @realDonaldTrump”, tuiteó.

Los demócratas tampoco se quedaron callados. El aspirante Marton O’Malley aseguró que “Donald Trump disipa todas las dudas: hace campaña para la presidencia en tanto fascista demagogo”.

Pero por muchas controversias que provoque Trump sigue liderando las encuestas del lado republicano, a menos de dos meses de que comiencen las votaciones de cara a las primarias.

El Consejo de Relaciones Estadounidenses-Islámicas (CAIR, por sus siglas en inglés), la mayor organización civil musulmana del país, condenó la medida del magnate.

“La histeria anti-musulmana se ha convertido en una de las principales características de su campaña”, dijo a la AFP uno de sus expertos, Robert McCaw.

El director del Centro Islámico de Nueva Jersey, Ahmed Shadeed, advirtió que las ideas de Trump “están dando el derecho a que la gente nos haga daño”.

“Le pido, le ruego que cese todas estas acusaciones”, al tiempo que pidió al candidato republicano que vea a los musulmanes como “parte del mosaico estadounidense”.

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

Participa en el debate, deja un comentario.