Siguen las historias de la letrina judicial

1

La jueza de la Corte Penal de San Cristóbal, Santa Moreno, habría sido acosada, insultada y humillada por el exjuez y exconsejero del Consejo del Poder Judicial, Francisco Arias Valera, quien le pidió favorecer con la libertad a un condenado por narcotráfico, a lo que ella se negó.

Moreno era parte de un tribunal colegiado integrado por tres jueces, de los cuales dos aceptaron la petición de Arias Valera. Por su negativa fue sometida a un juicio disciplinario por el Consejo del Poder Judicial, que la destituyó por faltas en sus funciones.

Santa

Al ser separada de sus funciones como jueza, sometió en el 2012 un recurso de amparo, el cual está pendiente de falló en el Tribunal Superior Administrativo, que tiene audiencia fijada para enero de 2016.

De no ser repuesta en su cargo, entonces acudiría al Tribunal Constitucional, juzgado que ya ordenó al Superior Administrativo decidir sobre el caso.

En el hipotético caso de que el Constitucional no favorezca su demanda, la exjueza Moreno adelantó que acudirá a tribunales internacionales.

“Realmente estoy dando curso al amparo porque hay audiencia en enero, yo tengo que agotar la jurisdicción interna y si no me hacen justicia en mi país, iré a los tribunales internacionales, yo mi caso lo voy a llevar hasta la última consecuencia. Inicialmente la decisión debe tomarla el Tribunal Superior Administrativo, y en caso que no fallen como deben, regreso al Constitucional que tendrá que tomar una decisión”, dijo.

Al comparecer en el programa El Día, por Telesistema, canal 11, Moreno narró que denunció por escrito ante la Suprema Corte de Justicia (SCJ), al exjuez Arias Valera, pero la alta corte no ha hecho ninguna investigación.

A raíz de la denuncia, el presidente de la Suprema, Mariano Germán Mejía, “me mandó a llamar y pensé que iba a buscar al consejero Arias Valera, pero no lo llamó. Me recomendó que me quede tranquila en mi posición, a lo que le contesté que aparte de ser una violación, también me estaban violentando mis derechos”, explicó.

La exjueza refirió que el exconsejero Arias Valera le dio un trato humillante, “me agredió verbalmente, me amenazó, o sea es algo que nunca había visto en el sistema de justicia con un magistrado”.

Al recordar lo que pasó en el juicio en que le exigieron dejar en libertad a un narcotraficante evocó que, “estábamos conociendo una medida de coerción, y cuando nos retiramos a deliberar, uno de los jueces recibió una llamada y dijo que Arias Valera le pidió que a esa persona había que ponerlo en libertad, yo dije que ya había dado mi voto y lo mantengo, a este hay que ponerlo en libertad porque llama Arias Valera, y a los infelices que no tienen apoyo ni ayuda, a esos hay que dejarlos presos, entonces dije no, yo mantengo mi voto.

Posteriormente Arias Valera me llamó y me ordenó que fuera a su despacho, donde ocurrió algo terrible, él no me agredió más porque hábilmente marqué mi celular a una persona que escuchó todo lo que me dijo, y le indique esta llamada la está escuchando otra persona y probablemente pudiera estar siendo grabada, cuando escuchó eso él se calmó y me ordenó de forma grosera que saliera de su despacho”.

Moreno señaló que fue duramente recriminada por Arias Valera, quien le infirió que jueces como ella no iban a permanecer en el sistema de justicia, a lo que contestó que no era una juez títeres, ni una marioneta. El exconsejero insistió en que tenía que hacer lo que él dijera, pero ella insistió en que era una juzgadora independiente e imparcial, “y le expliqué lo que eso significaba, algo que lo alteró”.

La exjueza Moreno señaló que generalmente la mayoría de los jueces tienen miedo de lo que pueda ocurrirles con su puesto de trabajo, esto porque el Poder Judicial tiene funciones disciplinarias, y si un consejero establece que está en falta de sus funciones ordena que se investigue.

Para Moreno, valiéndose de esa situación fue que Arias Valera la amenazó con hacerle un juicio disciplinario, pero no pudieron sancionarla porque todas las pruebas mostrada eran falsas, “entonces como no tenían nada en mi contra, me acusaron de faltas graves, fundamentada en que publique en facebook el recurso de amparo, y muchas personas emitieron opiniones que parece lastimaron a los miembros del Consejo”.

Al parecer, esas eran las faltas graves, explicó Moreno, quien aclaró que inició el recurso de amparo porque le correspondía por escalafón, “pero ellos me pusieron en el último lugar, en base a lo cual elevé mi reclamación y como no me dieron la respuesta que manda la ley, entonces inicié un amparo”.

Abundó que por ley, mérito y derecho, conforme a la ley 28 del 2011, que crea el Consejo del Poder Judicial, que establece que debe respetar de forma estricta el orden de prelación de los jueces, “a mí me tocaba la presidencia, igual por el acta 43 del Pleno de la Suprema Corte de Justicia del año 1998”.

Entonces ocurrió que en esos días se fijó la fecha para conocer el amparo, lo que ocurrió porque el caso llegó al Tribunal Constitucional, que determinó que era una sentencia preparatoria y por lo tanto el Administrativo debía conocerlo.

Ahora hay que ver que van a decidir, “porque la ley es clara y está ahí, yo soy una jueza de carrera, tengo 23 años en el sistema. O sea a mí no me pueden sacar así por así, no me pueden pensionarme porque yo estoy sana. Yo no he solicitado mi pensión”. Además, no siguieron el procedimiento establecido por el reglamento de retiro, pensión y jubilación de los jueces.

En el proceso fue acusada de estar loca, y confirmó que el magistrado Mariano Germán le indicó en el juicio disciplinario que debía ir a un psiquiatra.

También, la obligaron mediante un acto de alguacil a asistir a donde el psiquiatra César Mella, quien le confesó que estaba siendo presionado.

Denuncia hecho contra Arias Valera en SCJ

En el 2013, el juez de la Ejecución de la Pena de San Cristóbal, José Ignacio Medrano Quéliz, quien a raíz de haber ordenado la prisión domiciliaria del banquero Leonel Almonte y de Álvarez Renta, fue sometido a un juicio disciplinario, al que renunció para librarse del caso, denunció que Arias Valera lo promovió a esa posición a cambio de recibir instrucciones para liberar presos.

Igualmente, la magistrada de la Corte Penal de San Cristóbal, Santos Moreno, elevó ante la Corte Internacional de los Derechos Humanos una instancia en la que evidenció que Arias Valera ordenó poner en libertad a Francis Vergar Mateo, imputado de narcotráfico.

Su denuncia indica que en fecha cuatro de marzo, el consejero Arias Valera, luego de una audiencia, ordenó que se pusiera en libertad al referido interno, mediante la variación de la medida de coerción. De los tres jueces que conformaban el tribunal, dos votaron a favor, y ella dio un voto disidente, por lo que fue suspendida.

Igualmente, la magistrada de la Tercera Sala de la Cámara Penal del Distrito Nacional, Isis Muñoz, en una carta de julio de 2015, denunció que Arias Valera se dedicaba a prácticas proselitistas a lo interno del Poder Judicial, para promover candidatos al Consejo del Poder Judicial que se van a elegir en febrero de 2016.

También denunció en una carta dirigida al presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán Mejía, que para tales fines realizó reuniones en Barahona en una casa de un exservidor público que ha tenido problemas de droga.

Asimismo, el juez Efraín Silva, de San Pedro de Macorís, denunció que fue destituido por no obedecer órdenes del exjuez Francisco Arias Valera.

Fuente Víctor Núñez/ Dominicanoshoy.com

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

Participa en el debate, deja un comentario.