Teme que de la Policía le de pa bajo

1

Barahona. El estudiante Romer Ayala Medina, dirigente del Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel (FELABEL) herido a tiros el pasado mes de mayo, luego de ser apresado en esta ciudad por un equipo lince de la Policía Nacional, dijo hoy que teme por su vida.

“Me encuentro en Barahona pasando la Navidad y festividades de fin de año en familia; el día de ayer, al llegar junto a mi madre al Banco de Reservas de aquí, nos encontramos con Edinson Feliz, el policía que el Día de las Madres recién pasado, tras apresarme junto a otros agentes, me hirió de 3 disparos en cada pierna y quien por decisión del juez de instrucción debería estar cumpliendo medida de coerción”, expresó Romer Ayala mediante llamada telefónica, tras ver al agente policial en la ciudad.

Romer Ayala

El dirigente estudiantil dijo que el raso Edinson Feliz, acompañado por una patrulla policial, penetró a la institución bancaria aparentemente a realizar una transacción, algo que consideró una violación a la decisión del Juzgado de Instrucción que dispuso medida de coerción a ser cumplida en la cárcel de Barahona.

“Escuché a Edinson decir ‘toy apoyao por el jefe’, mientras los agentes que le acompañaban nos miraban fijamente, a mi madre y a mí”, sostuvo Romer Ayala.

Según Ayala, el sargento Clamaris Mejía Batista (alias Cambio) que dirigía el equipo de linces al que pertenecía Edinson Feliz cuando fue agredido a tiros y quien fuera sancionado por el Departamento de Asuntos Internos, se encuentra realizando patrullaje en las calles de Barahona, tras ser reincorporado a la Policía Nacional por la actual jefatura del General Nelson Peguero Paredes.

“Temo por mi vida, si algo me pasa será responsabilidad del Jefe de la Policía, General Peguero Paredes, de no tomar las medidas pertinentes”, dijo Romer Ayala, quien al mismo tiempo que llamó a la Dirección de Prisiones, adscrita a la Procuraduría General de la República y responsable del cumplimiento de la medida preventiva en la cárcel pública de Barahona, que pesa sobre el raso Edinson Feliz, a que tome carta en el asunto.

“No porto ni un cortaúñas; no irrespetaré ninguna orden de algún agente o patrulla policial a que me detenga ni tengo problemas con la Policía, para que no me vayan a tumbar y luego aleguen intercambios de disparos”, aseguró Ayala Medina.

El pasado 30 de mayo, una patrulla de policías linces hirió de seis disparos, tres en cada pierna a Romer Ayala, estudiante de Medicina en la UASD y miembro del FELABEL, cuando se encontraba en Barahona en casa de su madre, con motivo del Día de las Madres.

Una comisión de la Policía que investigó el caso, encabezada por el inspector General Frainer Bello Arias, recomendó la suspensión de sus funciones y puestos a disposición de la fiscalía a los rasos Edinson Feliz y Bernardo Ventura Encarnación, por violación del artículo 309 del Código Penal Dominicano y el 65, letra D, de la Ley 96-04 de la Policía Nacional.

Además, recomendó para a los sargentos Clamaris Mejía Batista y Edwin Antony Rubio Ramírez, una sanción disciplinaria de 20 días, y a los rasos Wilson Matos y Otoniel Alcántara Féliz, una sanción de 10 días.

Romer Ayala presentó formal querella con constitución en actor civil contra los nombrados Edinson Feliz, Clamaris Mejía Batista (a) Cambio y el General Ramón Ciriaco Núñez, por violación a los artículos 59, 60, 309, 186, 198, del Código Penal Dominicano; 38 y 42 de la Constitución Dominicana, en perjuicio del señor Romer Alexander Ayala Medina.

Mientras Edinson Féliz ha tratado de variar la medida de coerción, el juicio preliminar que conoce el Juez de Instrucción, el magistrado Manuel Guevara, en el Distrito Judicial de Barahona, ha sufrido tres reenvíos, el último de ellos el pasado lunes, cuando fue reenviado para el 18 de enero.

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

Participa en el debate, deja un comentario.