Un caso de lavado muy delicado

2

Dos miembros de una red internacional de lavado de activos que operaba en el país utilizando una compañía fantasma dedicada al negocio de los hidrocarburos, y que logró sacar hacia el extranjero más de US$29 millones, fueron enviados a prisión preventiva por tres meses.

La venezolana Aimeé Josefina de San Juan Navas González, quien figuraba como gerente de Operaciones de la compañía Mercadinsa, S.A, y el dominicano Marino Andrés Castillo Javier, fueron apresados mientras realizaban una transacción en el parqueo de Carrefour, donde le fue incautada una maleta con alrededor de US$1 millón.

Dolares

Compañía de “carpeta”. Mercandisa, S.A. fue constituida en Panamá, y registrada en República Dominicana en el año 2012 bajo el RCN número 1-31-08769-8, y aunque solamente en el 2014 importó poco más de dos mil galones de combustibles que la Dirección de Aduanas valoró en RD$2 millones, entre el 2015 y enero del presente año ha sacado del país más de US$29 millones.

Modus operandi. El procurador de antilavados, Daniel Germán Miranda Villalona, explicó que el dinero producto de la venta de drogas era depositado en varios bancos comerciales con facturas falsas de supuesta venta de carburantes, y luego transferido a Panamá, Venezuela, Bogotá, Estados Unidos “y hasta a China”.

Dichas facturas eran expedidas a nombre de Mercadinsa, S.A., por la compañía “Marte Ortiz, SRL”, RCN 1-30-79215-1, con domicilio en Santiago, por concepto de pago de la supuesta compra de combustible diesel.

Dirección. El jefe mayor de Mercadinsa, S.A. en el país era el español Francisco Javier Oubiña Magariño, quien se encargaba de hacer los contactos y viajes de Bogotá, Colombia, para coordinar las operaciones ilícitas, y autorizar las transferencias de dinero hacia el extranjero.De su lado, Nava González y Castillo Javier (El taxista) se

encargaban de coordinar la estrategia operativa para recoger el dinero producto de la venta de drogas, y luego se juntaban en lugares públicos como avenidas y parqueos de centros comerciales, donde ella lo recibía todo. Por esa labor cobraban de entre un 6% y un 12% del total de lo recaudado, según informó Miranda Villalona.

!Ojo con eso¡ El funcionario consideró como “un nuevo desafío” para las autoridades dominicanas el que ya en el país haya presencia de compañías dedicadas exclusivamente al lavado de activos, determinando toda la ruta y los trámites de apariencia legal, “y esta vez con combustibles, que aunque está en baja, saben que genera mucho dinero”.

Fuente Hoy.com.do/ Loyda Peña

Regalanos un Like!!!

2 Comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.