Los “Embargos mafiosos” están de moda

0

Santo Domingo. La Confederación Patronal de la República Dominicana (Copardom) y el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), se mostraron de acuerdo con las denuncias de dos organizaciones empresariales del sector construcción sobre las mafias de abogados que impulsan demandas fraudulentas contra empresas a partir de “la compra de casos” de tipo laboral.

El presidente de Copardom, Joel Santos, manifestó al periódico Diario Libre que esas células mafiosas no sólo abarcan el sector de la construcción, pues se han registrado casos de embargos en hoteles llenos de turistas, en empresas industriales y comerciales asentadas en Santiago y otras provincias.

Embargo Yelitza

La semana pasada, Diario Libre publicó las denuncias de un abogado y un ingeniero afectados por las supuestas mafias que usan falsos empleados para interponer demandas laborales y exigir pagos de prestaciones.

Al respecto reaccionaron la Asociación de Constructores y Promotores de Viviendas (Acoprovi) y la Cámara Dominicana de la Construcción (Cadocon), que indicaron que esa práctica afecta a todo el sector, y que viene desde hace mucho tiempo, sin que las autoridades de justicia logren hacer nada para evitarla.

Al respecto, Santos reiteró que esas prácticas también generan perjuicios al sector productivo, y afectan la imagen del país en el plano internacional.

Apuntó que esas aberraciones plantean la urgencia de una reforma al Código Laboral, para convertirlo en una herramienta de fomento del empleo formal, la seguridad jurídica, la competitividad y el desarrollo del sector productivo.

“Dentro de la readecuación del Código de Trabajo se contempla actualizar los aspectos procedimentales previstos en la actualidad, con el objetivo de evitar las indelicadezas que, como las citadas, permite nuestro marco jurídico laboral en la actualidad”, subrayó.

Así también, el CONEP señaló que esta es una de las principales razones por la cual desde el año 2013 viene impulsando su propuesta de reforma al Código de Trabajo, “como una forma de evitar que sucedan más embargos ilegales o demandas inescrupulosas que dejan en ruinas a aquellos empresarios y microempresarios que con gran esfuerzo buscan emprender un negocio para sustentarse”.

En un comunicado de prensa, el CONEP plantea que el Código de Trabajo no se ha modificado en 24 años, mientras la economía y las relaciones laborales han ido cambiando al ritmo de los nuevos tiempos. “El CONEP insiste en que debe culminarse el proceso de reforma y presentarle a la ciudadanía un nuevo Código de Trabajo, que promueva el desarrollo de relaciones armoniosas entre empleadores y empleados, así como beneficios que mejoren su calidad de vida y contribuya al desarrollo sostenible”.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.