Juan Pablo Duarte: Sus tres grandes momentos de gloria en la Independencia Dominicana

0

Nueva York. Juan Pablo Duarte fue un hombre Extraordinario al que le toco vivir en una sociedad sumamente pobre, atrasada de poca población incomunicada interior y exteriormente. Sin embargo tuvo el coraje de creer con una fe ciega de esa que mueven montanas en la capacidad de lucha del pueblo dominicano que podía establecerse una república.

En su vida política tuvo tres grandes momentos de gloria: primero, fundar La Trinitaria que tenía como objetivo separar la parte oriental de la isla de Santo domingo del Estado haitiano y fundar un Estado independiente con el nombre de Republica Dominicana. En un momento en que los pueblos dominicanos y haitianos sufrían la dictadura de Boyer.

La Fundación de La Trinitaria fue su momento más estelar porque comprendió que las condiciones estaban maduras por la existencia de una clase social, la pequeña burguesía a que el pertenecía, portadora del sentimiento patriótico y nacionalista que aspiraba a la formación de un Estado libre y soberano. En una sociedad rural, donde no existían las relaciones de producción capitalistas.

Su segundo gran momento fue cuando comprendió que para lograr los objetivos que se habían trazado Los Trinitarios, era necesario aliarse al movimiento haitiano de La Reforma, alianza que por su carácter igual de clase de los antiboyeristas haitianos y dominicanos, perteneciente a la pequeña burguesía en sus niveles altos y medianos que perseguía el derrocamiento del presidente Boyer y una modificación de la sociedad haitiana.

Esa alianza de los contrarios de dominicanos partidarios de la independencia con haitianos enemigos de Boyer pero enemigo también de la independencia dominicana, fue un movimiento táctico para alcanzar los objetivos estratégicos de gran categoría.

A resulta de esa alianza, el 24 de Marzo del 1843, varios Trinitarios “encabezados por Ramón Mella, Francisco del Rosario Sánchez, Pedro Alejandro Pina y Juan Isidro Pérez quienes a las ordenes de Duarte y unidos con el grupo Haitiano de Adolfo Nouel, Alcius Ponthiux, Dominique Benoit y Auguste Barnier” secundaron el movimiento llamado de la Reforma.

Dos días después el 26 de Marzo, se formó una Junta Popular formada por cinco personas y tres eran dominicanos y dos haitianos. El día 30 los miembros dominicanos de esa Junta eran Juan Pablo Duarte, Manuel Jiménez y Pedro Alejandrino Pina, y el 7 de abril autorizaba a Duarte a formar Juntas Populares, encargadas del gobierno que hoy llamaríamos municipal. En varios lugares del país.

Al tiempo, que le permitió a los Trinitarios la oportunidad de surgir de las sombras clandestinas en que habían trabajado, le abrió el camino para convertirse en líderes nacionales; sumado a que el Gobierno provisional haitiano ordeno que se realizaran elecciones municipales el día 15 de junio de 1843, y que fueran ganadas en su mayoría por los miembros de lo trinitario en el sector oriental, condición necesaria para encabezar el levantamiento del 27 de febrero del año siguiente (1844)

Enterado el gobierno provisional haitiano, las intenciones separatistas de los trinitarios y la victoria electoral, hizo que el Presidente General Charles Herard con sus tropas iniciara la persecución de los Trinitarios en todo el país, obligando a Duarte a embarcarse subrepticiamente hacia Saint Thomas para evadir la persecución.

El tercer gran momento fue en junio de 1844 cuando ya proclamada la separación, surgió El Estado Dominicano. Duarte informado de las intenciones del grupo de los “afrancesados” qué a través del Cónsul Francés señor Levasseur gestionaba el beneplácito de Francia a la independencia, a cambio de entregar la península de Samaná.

Dirigió un golpe de estado revolucionario contra la junta provisional Gubernativa, que presidia Tomas Bobadilla, ese golpe de estado fracaso porque Santana que comandaba el Ejército del Sur, dio un contra golpe de estado y surgió la persecución apresamiento de los Trinitarios y su expulsión del país.

Finalmente, Ramón Ventura Camejo en su libro “papel de los partidos políticos” señala que El primero y más elevado intento de formación partidaria en Santo Domingo lo represento el movimiento independentista de Los Trinitarios, que aunque no lograron una típica organización partidaria, por lo menos poseían una doctrina y el liderazgo indiscutible de Juan Pablo Duarte, informó Primeraplanany.

Se trataba de miembros de la pequeña burguesía, en sus capas media y alta, quienes fueron los primeros que intentaron la conformación de un partido político. Bosch escribe al respecto: Podemos decir, sin temor a exagerar, que el primer partido político que conoció el país fue el de Los Trinitarios”.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.