Se querellan contra los menores agresores

0

La profesora y la directora de la Escuela Básica Nery Soto, donde hace poco fue golpeada una niña de 12 años que luego falleció, no dieron seguimiento a las quejas de la madre respecto al peligro que afrontaba la menor por las constantes amenazas, afirma una tía de la niña.

“No le hicieron caso, la ignoraron completamente”, dijo a al periodista Frankin Cordero de Diario Libre Blanca Iris Inirio, tía de la menor y quien lamentó que en la escuela del sector Villa San Carlos de aquí, no hayan actuado con la debida prontitud ante la situación de Mary Elizabeth Severino.

Elizabeth Severino Morla
Elizabeth Severino Morla

La estudiante era amenazada de manera constante y se burlaban diciéndole que su madre era de estatura pequeña, que si denunciaba el acoso la matarían junto a su hermana, reveló la señora Inirio.

En la golpiza habrían participado varias estudiantes, algunas de ellas adolescentes porque sus edades oscilan entre los 13 y 15 años, razón por la que los padres de la menor contrataron a los abogados Benjamín de la Cruz, Juan Cedeño y Johan Alfonso para incoar una querella.

Incluso, según los familiares de la estudiante de sexto grado, la dirección del plantel ni siquiera accionó cuando ya se había consumado la agresión física el jueves de la semana pasada.

Al día siguiente, viernes, la madre trató de hablar sobre lo sucedido con la profesora de la niña, en momentos en que casi aborda un vehículo, y la docente le respondió- dice Yudelka Severino, hermana de la niña fallecida- :”No doña, hablamos el lunes”.

Y agregó: “Yo le veía los moretones, ella no podía acostarse de espaldas, le dolía; se sentaba, le dolía. No podía caminar, porque los pies los tenía hinchados. Ella me dijo que le daban con las manos, pero que le pegaron con una silla en el pie”.

Pese a que hay versiones de que la agresión sucedió en un baño, Yudelka recuerda que su hermana le había referido el aula, cuando decidió quedarse y no bajar al almuerzo de la Tanda Escolar Extendida, porque sabía que la esperaban para pelear.

Sin embargo, al notar que las compañeras que participaron en la agresión “se estaban armando” y al parecer le hacían señas, decidió bajar, pero la maestra le aconsejó quedarse aunque le subieran la comida al plantel.

La niña duró dos días en el hospital público “Francisco A. Gonzalvo” y al empeorar su estado de salud, los padres Ramón Severino y Bélgica Morla la ingresaron al Hospital General Fundación Buen Samaritano, donde murió el martes pasado.

Los familiares y vecinos recuerdan a Mary Elizabeth como una niña inteligente, humilde, que en compañía de su madre asistía a una congregación religiosa evangélica, que no se metía con nadie, estudiosa y sin actitudes violentas.

A la menor le apasionaba los números, las matemáticas. “Ella me decía que quería ser contable”, señaló Yudelka Severino.

No era enferma

Los familiares de la menor descartaron que falleciera a causa de una mala práctica médica, e insisten en que fue por los golpes, además dicen de que “ella no sufría de nada”, lo cual es reafirmado por Yudelka Severino.

La niña formaba parte de una familia compuesta por ocho hermanos.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.