Maduro se pone bruto y llama a “rebelión” si lo sacan del poder

4

Caracas, Venezuela. Tras una semana en que la oposición recogió las firmas para pedir un referendo revocatorio contra Nicolás Maduro, el mandatario venezolano pasó a la ofensiva advirtiendo que esa es solo una posibilidad y no una obligación, y llamando a rebelarse si lo sacan del poder.

Ante miles de partidarios concentrados este domingo frente al palacio presidencial de Miraflores con motivo del Día del Trabajo, Maduro pronunció un encendido discurso en el que se refirió abiertamente a la consulta que la oposición quiere realizar este año para que se convoque a nuevas elecciones.

“El referendo es una opción, no una obligación. Aquí lo único que es obligación son las elecciones presidenciales y serán en 2018, diciembre de 2018. Es la única obligación que tenemos”, dijo en su proclama transmitida en cadena nacional.

Desde el pasado miércoles, tras recibir autorización del Poder Electoral, la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) dijo haber recaudado 2,5 millones firmas, casi 13 veces más de las requeridas para pedir recién que se inicie el proceso.

Las rúbricas serán entregadas al Consejo Nacional Electoral (CNE) este martes según indicó el líder opositor y gobernador de Miranda, Henrique Capriles, en su cuenta en Twitter.

En el poder desde 2013 tras el fallecimiento de su mentor, Hugo Chávez (2009-2013), Maduro señaló que para defenderse de esa ofensiva nombró una comisión que revisará “una por una todas las firmas” para que no haya “fraude”.

“Tengo derecho a la defensa”, reivindicó el gobernante socialista, en medio del cántico de sus partidarios: “¡uh, ah, Maduro no se va!”.

Pero frente a la hipótesis de que tenga que dejar el poder por una vía constitucional o un golpe de Estado, llamó a sus seguidores a declararse en “rebelión”, aunque según dijo de forma “pacífica”.

“Si algún día la oligarquía hiciera algo contra mí y lograran tomar este palacio, por una vía o por otra, yo les ordeno a ustedes declararse en rebelión y decretar una huelga general indefinida, hasta obtener la victoria frente a la oligarquía. Una rebelión popular con la Constitución en la mano”, dijo.

“Planta parada, planta tomada”

El presidente vinculó esa posibilidad a la “guerra económica” que según él orquestan la oposición política y empresarios de derecha como Lorenzo Mendoza, dueño del grupo Polar, principal productor de alimentos del país que el sábado cerró cuatro plantas productoras de cerveza y malta aduciendo falta de insumos.

Maduro lanzó una amenaza velada contra la corporación -que reclama la entrega de divisas para importar materia prima- al ordenar a su militancia tomar las industrias cerradas.

“¡Planta parada, planta tomada por la clase obrera!”, exclamó el mandatario, mientras trabajadores del dividido sindicato de la empresa cantaban “Polar está cerrada”.

Las plantas cesadas abastecen 70% del mercado local.

La oposición estima que el referendo -un proceso que demanda varios requisitos legales- podría realizarse a finales de este año. Una encuesta de la firma Venebarómetro indica que 60% de los consultados revocaría a Maduro.

Venezuela enfrenta una severa crisis económica: recesión desde 2013 (la contracción fue de 5,7% en 2015), inflación de 180,9% el año pasado y pronosticada en 700% en 2016 según el FMI, y escasez de más de dos tercios de los productos básicos y medicinas.

Nueva hora

A esa situación se sumó una crisis energética a raíz de una prolongada sequía por el fenómeno El Niño, pero que según la oposición fue precipitada por la ineficiencia y el desorden financiero.

Como parte de una batería de medidas para paliar el problema, que incluye apagones programados en 19 de 23 estados del país, este domingo los venezolanos adelantaron 30 minutos sus relojes como consecuencia del cambio de hora oficial, que pasó a -4GMT.

Es “una medida para seguir salvando a El Gurí”, afirmó Maduro refiriéndose al nivel crítico del embalse que genera el 70% de la electricidad del país con las mayores reservas petroleras del mundo.

Jesús Escalona, jefe de la Hora Legal de Venezuela (HLV), ajustó el reloj atómico ubicado en el Observatorio Naval Cagigal, en Caracas, donde mostró los controles para corregir “que sean las cuatro horas exactas (menos) al meridiano Greenwich”.

Venezuela había retrasado su hora 30 minutos a fines de 2007 también para, paradójicamente, ahorrar energía, por orden del presidente Chávez, fallecido en 2013. Ese cambio puso al país en el huso horario -4H30 GMT.

La crisis energética ha exacerbado el descontento social en contra del gobierno. En ciudades como Maracaibo (noroeste), la segunda del país, se registraron esta semana protestas que incluyeron saqueos.

Maduro rebelion

En medio de ese clima, Maduro decretó el sábado un aumento de 30% en el salario mínimo, que la oposición consideró una “burla” frente al alto costo de vida.

Regalanos un Like!!!

4 Comentarios

  1. Los chavistas creen que durarán para siempre. Yo lo estoy diciendo, que ahí se va a armar una revuelta del largo del asunto del burro, y a ese pelafustán lo van a tumbar como un mango o un aguacate. Él cree que el gobierno de ese país fue una herencia que le dejó su papá.

  2. Ojalá éste hermano país salga de éstos locos y asesinos sin mucho derramamiento de sangre. Ojalá y los militares decidan estar del lado correcto de la historia y ayuden a sacar a Maduro, Cabello y compartes del país por la vía rápida.

Participa en el debate, deja un comentario.