El padre Alberto Gil era miembro de red internacional de pornografía

3

Santo Domingo. El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, reveló hoy que el padre Wojciech Gil (Alberto), condenado por abuso sexual de menores de edad en la comunidad de Juncalito, en Santiago, era miembro de una red internacional de pornografía infantil.

Durante la apertura del “Primer Congreso Internacional contra la Pornografía Infantil” que se desarrolla en la Procuraduría General, Francisco Domínguez Brito, describió que Gil, quien abusó sexualmente de niños de 8 y 9 años de edad, tomaba fotos de estos y las enviaba a la red.


Gil

“Hace poco más de un año hubo un caso muy importante en la República Dominicana, de un sacerdote de Juncalito que abusó de niños de 8, 9 años, abusó sexualmente, abusó en todos los sentidos de la palabra pero esta persona también tomaba fotos y era parte de una red internacional de pornografía infantil”, expresó.

El máximo representante del Ministerio Público dijo que la pornografía infantil es un tema muy grave, por lo que se debe de ser “intolerante y drástico” ante esa situación.

Un tribunal de Wolomin (Varsovia) condenó, en marzo del 2015, a siete años de prisión al exsacerdote que tenía más de 87 mil fotos y vídeos en la computadora de la parroquia. Gil tendrá, además, que abonar una indemnización de 155.000 zloty (cerca de 40.000 euros).

El Primer Congreso Internacional de Combate contra la Pornografía Infantil Online, auspiciado por Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) está dirigido a jueces, fiscales y miembros del Instituto Nacional de Ciencias Forense (INACIF), Policía Nacional, el Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), así como de la Policía Turística (Politur), el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (Conani), Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), las compañías telefónicas que operan en el país y bufetes de abogados.

Fuente Diariolibre.com/ Hogla Enecia Pérez

Regalanos un Like!!!

3 Comentarios

  1. La iglesia en manos de Lutero.El cardenal López Rodríguez, el padre Ruíz y la iglesia Católica son culpables por acción u omisión en los actos criminales que cometió este vil y deleznable hijo de puta contra esos niños.De especímenes como están llenas todas esas iglesias; católicas y protestantes y que se congregan ahí para solapar todo su cinismo, descaro, desfachatez y vileza en ese supuesto halo de santidad.

Participa en el debate, deja un comentario.