El tatuaje de una actriz genera polémica en Irán

1

Una actriz iraní ha provocado una gran polémica en su país tras la publicación de unas fotos que muestran un tatuaje feminista en su antebrazo.

Taraneh Alidousti actuó en la película “El Cliente”, del famoso director iraní Asghar Farhadi, que obtuvo el premio al mejor guión y mejor actor por la actuación de Shahab Hosseini en el último festival de Cannes.

Taraneh Alidousti
La actriz Taraneh Alidoosti durante la conferencia en la que se vio su tatuaje. TWITTER

El tatuaje de Alidousti – que representa un puño dentro del símbolo de la mujer – fue fotografiado después de una conferencia de prensa en Teherán tras su regreso de Cannes.

Algunos medios afirmaron que las fotos estaban trucadas, mientras otros acusaron a la actriz de ser una feminista, un término muy negativo para los conservadores iraníes.

“Mantened la calma. Sí, soy una feminista”, afirmó Taraneh Alidousti en su cuenta de Twitter. “Una feminista es una persona que cree en la igualdad política, social y económica entre ambos sexos”, añadió en otro tuit.

Los tatuajes son cada vez más comunes en Irán, sobre todo entre los deportistas, a pesar de que las autoridades lo consideran como un signo de inmoralidad y de occidentalización.

Varios futbolistas famosos fueron interrogados durante los últimos años por haber enseñado públicamente sus tatuajes.

El año pasado, Taraneh Alidousti criticó una publicidad de un aspirador que le llegó a su teléfono móvil en su cuenta de Viber con la mención: “Solo para las mujeres”.

“Quienes piensen que el aspirador está reservado a las mujeres (…) insultan no solamente a las mujeres, sino también a los hombres (…) que no consideran que las mujeres sean sus criadas”.

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

  1. Hasta cuándo será que nos vamos emancipar de las creencias absurdas y estúpidas de las religiones que con sus cánones y preceptos viven violando los derechos de las personas.En esas sociedades musulmanas se viven violentado sistemáticamente derechos de las mujeres y de las minorías. Si leemos la biblia del cristianismo y el Corán podemos ver que esos dos libros “sagrados” son, por antonomasia, misóginos.

Participa en el debate, deja un comentario.