Nunca es tarde para comenzar

0

Un jubilado japonés, Shigemi Hirata, obtuvo un diploma de ceramista a la edad de 96 años, convirtiéndose en la persona más anciana del mundo en lograr un título universitario, según el Libro Guinness de los Récords, que le otorgó el certificado correspondiente.

Imagen cortesía de Tribune.com.pk
Imagen cortesía de Tribune.com.pk

Shigemi Hirata obtuvo una licencia de ceramista en la universidad de Bellas Artes de Kioto.

Durante sus estudios, Hirata, nacido en una granja de Hiroshima en 1919, se había convertido en una celebridad.

“Estudiantes que no conocía me llamaron para felicitarme”, declaró Hirata al diario Yomiuri.

“Eso me da energía”, agregó Hirata, que desde que se jubiló dedicó 11 años a estudiar cerámica.

“Estoy tan feliz. A mi edad es un placer ser capaz de seguir aprendiendo”, explicó.

“Mi objetivo es vivir hasta los 100 años” y “si estoy en forma sería divertido obtener otro diploma”, agregó, Hirata que estuvo alistado en la marina durante la Segunda Guerra Mundial y tiene cuatro bisnietos.

El año pasado, una japonesa de 100 años, Mieko Nagaoka, se convirtió en la primera centenaria en nadar 1.500 metros, veinte años después de empezar a practicar este deporte.

En septiembre de 2015, otro jubilado japonés, Hidekichi Miyazaki, batió el récord mundial de 100 metros en la categoría de más de 105 años, cubriendo la distancia en 42,22 segundos.

En 2015, Japón contaba con unos 59.000 centenarios, lo que equivale a que 46 personas de cada 100.000 viven más de cien años en este país.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.