7 rasgos de un hombre que hará tu vida miserable

2

¡Cuidado, aparecen como el hombre más encantador que jamás hayas imaginado, y luego, la pesadilla comienza! Este tipo de hombre sabe exactamente lo que tiene que hacer para lograr retener a una mujer a su lado en una relación en la que él será el único y completo beneficiario. Si te encuentras con alguien así, necesitas ayuda (urgente).

Es como un lobo disfrazado de cordero. Llega a tu vida mostrando exactamente lo que tú necesitabas en ese momento, cambiando luego, y haciéndote sentir como si estuvieras continuamente caminando sobre vidrio.

Estos son los 7 rasgos de un hombre que convertirá tu vida en un completo caos llevando tus emociones al límite:

1. Te tratará como nunca nadie te ha tratado antes, haciéndote sentir como si fueras la protagonista de la película más romántica de Hollywood, y de repente…

Mi abuela siempre decía que cuando “la limosna es grande, hasta el santo desconfía”. Esta es la primera señal, este tipo de hombre se muestra EXTREMADAMENTE encantador, no tendrá límites a la hora de conquistarte. Escucha atentamente lo que te gusta y lo que no, y te sorprenderá de las formas más inesperadas y románticas. Te llevará a las nubes en minutos y sentirás que te has ganado la lotería.

Si alguna vez escuchaste el dicho que dice: “Demasiado bueno para ser verdad”, entonces sabes de lo que estoy hablando. Una vez que te tanga en la cima de la montaña, convencida de que has encontrado al hombre ideal, todo cambiará.

2. El protagonista de tu mejor película romántica, pasa a ser él, y tu vida comienza a verse más como una película dramática

Piensas que por fin has conocido al hombre de tus sueños, y harías lo que sea para no perderlo. En ese momento, las cosas cambian; la atención que antes él te daba, ahora la demanda de ti. Él quiere ser el centro de todas las conversaciones, y todo comienza a girar alrededor de él. Tus preocupaciones pueden esperar, nada es más importante que lo que él tiene para decir (por más que no tenga nada de importancia ante los ojos del resto del mundo).

Tu confusión comienza a aparecer, te preguntas qué pasó, y te comienzas a echar la culpa.

3. Comienzan a usar tus miedos e inseguridades en tu contra

Cuando las cosas eran ‘increíblemente’ buenas, tú te abriste hacia él, le contaste tus miedos, tus complejos, las cosas que te duelen, le mostraste tu parte débil, y ahora él las usa para crearte más inseguridades. La compresión que te mostró al principio cuando le contaste que tienes miedo al abandono, se convierte en sarcasmo y comentarios de mal gusto para hacer que no sepas en donde estás pisando.

4. Tú tienes la culpa de todo

Tiene la habilidad de dar vuelta cualquier situación a su favor, haciéndote sentir como el villano de la película. Si tú le preguntas por qué cambió, por qué al principio era tan amable y te hacía tan feliz, te responderá que es tu culpa, que tú cambiaste, que tú no eres la que él conoció ni de la persona de la que él se enamoró.

Tú le crees, y la culpa te hace querer hacer lo que sea para que él vuelva a ser el hombre de quien te enamoraste, convencida de que él cambió porque tú hiciste algo mal, él te tendrá en un puño.

5. Lo único que le interesa ahora es lo que él quiere y lleva las cosas a cualquier extremo para ser quien siempre tiene la razón

Lo intentas todo para regresar a lo que vivieron al principio de la relación, pero no lo consigues. Comienzas a sospechar que hay algo que está mal, que no puede ser que tú seas la culpable de todo y de sus cambios, pero él te convence de lo contrario (una vez más).

Si tú le preguntas a dónde estaba te ataca diciéndote que eres enferma de los celos; sino se lo preguntas te acusa de que él no te importa lo suficiente. En el mundo que él ha creado para ti, pecas por acción y omisión.

6. De vez en cuando te muestra el hombre de quien te enamoraste

La confusión domina tu mente y comienzas a sentir que a lo mejor no vas a ser feliz con él o que él se merece a alguien mejor que tú, y justo cuando estás lista para irte, él romance reaparece y tu confusión aumenta.

7. Él siempre saldrá ganando

Violencia

Este tipo de hombre es feliz con ganar siempre. No entienden el amor como el resto de los hombres, la felicidad para ellos está en tener a alguien a quien dominar, a alguien que hará lo que sea para volver a tener a la persona que conoció al comienzo de la relación. Este tipo de hombres tienen muy pocos límites y si no buscas ayuda, las cosas pueden terminar mal.

Fuente Familias.com

Regalanos un Like!!!

2 Comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.