Cientos de mujeres celebran reafirmación del derecho al aborto en EE.UU.

0

WASHINGTON, Estados Unidos.- Cientos de mujeres celebraron hoy como la mayor victoria de las últimas tres décadas el fallo del Tribunal Supremo de EE.UU. contra una polémica ley de Texas que entorpecía el ejercicio del derecho al aborto.

captura“Hoy las mujeres de todo Estados Unidos han visto sus derechos reivindicados”, celebró la presidenta del Centro de Derechos Reproductivos, Nancy Northup, abogada que representó ante los tribunales a las clínicas afectas por una restrictiva ley de Texas.

La expectación ante las puertas del Tribunal Supremo, en Washington, se convirtió en una fiesta de los grupos a favor de los derechos reproductivos de las mujeres, que entonaban canciones como “Like a virgin” de Madonna o “We are the champions” de Queen.

Northup calificó la decisión del Supremo de “victoria tremenda” y se comprometió a “seguir avanzando” para que se deroguen todas las leyes que bloquean los derechos constitucionales de las mujeres, según dijo en declaraciones a los medios a las puertas del tribunal.

“Hoy hemos hecho historia y mañana volvemos al trabajo”, declaró la fundadora del grupo privado Whole Woman’s Health, Amy Hagstrom Miller, quien se refirió a la necesidad de poner de nuevo en marcha las 22 clínicas de Texas que la ley rechazada por el Supremo obligó a cerrar con el argumento de proteger la salud de la mujer.

La ley de Texas declarada hoy inconstitucional exigía a las clínicas de aborto cumplir con estándares quirúrgicos hospitalarios y contar con la posibilidad de que sus pacientes sean trasladadas a hospitales a menos de 48 kilómetros de distancia de ser necesario.

Como consecuencia, las mujeres debían viajar a kilómetros de distancia hasta otro estado donde pudieran abortar, lo que implica un gasto económico y ausentarse al trabajo, algo que las mujeres de clase baja no se pueden permitir.

“Cada día las clínicas de Whole Woman’s Health sirven a las mujeres con el respeto, la compasión y la dignidad que merecen y hoy el Tribunal Supremo ha hecho lo mismo”, reconoció Miller.

“Hemos luchado contra los políticos matones (…) y hemos ganado”, añadió la directora de Whole Woman’s Health, que considera que el mensaje de la corte es claro: “No se metan con las mujeres”.

Los activistas de estos grupos, que defienden que es la mujer quién debe poder tomar la opción de si abortar o dar a luz, eran hoy una extensa masa vestida de color púrpura y rosa en la explanada de delante del Tribunal Supremo.

“La salud reproductiva es principalmente la salud de la mujer” pero “son también derechos humanos”, dijo David Elizondo, uno de los hombres que se unió al grupo mayoritariamente compuesto por mujeres.

El fallo del Supremo llega a poco más de cuatro meses de las elecciones presidenciales, que someterán a “referendo” los derechos de las mujeres, según la vicepresidenta de la organización Planned Parenthood (Planificación Familiar), Dawn Laguens.

Mientras el virtual candidato del partido republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, ha dicho que las mujeres deberían recibir “algún tipo de castigo” por abortar”, su posible rival demócrata, Hillary Clinton, es “un ejemplo de lucha por los derechos reproductivos de la mujer”, recordó Laguens.

Sin embargo, frente al Supremo había otro grupo de manifestantes, vestidos de negro y menos nutrido que el anterior, para el que la decisión del Supremo supuso “una derrota”.

Es el caso de la presidenta de Students for Life of America (SFLA), Kristan Hawkins, que no lograba hacerse escuchar por otros estudiantes de su grupo debido al tumulto feminista.

“Hoy el Tribunal Supremo ha puesto la política por encima de la salud y la seguridad de las mujeres y le ha dicho a los estados que no tienen el derecho a legislar sobre la mitad de sus ciudadanos (las mujeres)”, consideró Hawkins, que cree que los requisitos de la ley eran “de sentido común”.

Desde el estado sureño de Arkansas, se encontraba de visita en Washington Ashley Robins, que dijo sentirse “decepcionada” porque esperaba que el Supremo fallara a favor de “los bebés no nacidos, que son también ciudadanos estadounidenses y tienen derechos constitucionales”.

En EE.UU. la sociedad sigue dividida sobre el aborto, un tema que sigue siendo muy controvertido en los sectores conservadores.

Fuente: SIN.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.