La falsa niña “rica” de Instagram que fingió toda una vida de lujos

5

Julia Stakhiva, la joven rusa de 23 años es una de las tantas protagonistas del programa estadounidense Rich Kids of Instagram (Niños Ricos de Instagram), pero al parecer toda su “riqueza” se trataba de una gran mentira.

Según la columnista de The Guardian, Marina Hyde, la joven ha engañado a todos con sus supuestos lujos ya que en realidad no tiene nada de lo que dice poseer.

Supuestamente Julia es hija de un empresario ruso y desde los 9 años sus padres le han comprado regalos lujosos, sin embargo, la joven en realidad arrienda un cuarto en la casa de la madrastra de la periodista quien ha dado a conocer públicamente lo que ha descubierto.

Julia Stakhiva, mostró sus supuestos bienes al programa cuando la verdadera dueña de casa no se encontraba e hizo pasar todas las cosas como si fueran suyas.

La revelación se vuelve más grave aún cuando la periodista Marina Hyde se refiere a los exclusivos atuendos de la joven dando a entender que posiblemente se trataría de prendas y accesorios robados.

“No todo el mundo podía permitirse bolsos de diseño” dijo la comunicadora, sugiriendo a la policía de Kensington y Chelsea, considerarlo en sus investigaciones por algunos robos ocurridos en el sector.

La joven se hizo conocida en abril por sus cuestionados dichos presumiendo de su belleza y de no trabajar por considerarse muy educada para tener un empleo.

Todos pueden ser ricos, pero no todos pueden ser bellos. Es más importante ser bello que rico, por lo que todos deberían comenzar a hacerse cirugías desde temprana edad” dijo en una oportunidad.

Soy tan bella y educada, que no soy apta para ningún empleo. Mis padres y amigos me ven como una líder, por lo que no iré a la Universidad” expresó, llamando la atención por sus declaraciones.

Revisa algunas imágenes a continuación.

Regalanos un Like!!!

5 Comentarios

  1. Yo tenía una cuenta de Instagram y la quité porque me encontré varios problemas con mi mujer y también porque me iba a dar una úlcera estomacal por la envidia de ver esa vida de ostentación y opulencia que muchos viven por ahí. Ellos les llaman la película a esa vida suntuaria.

Participa en el debate, deja un comentario.