Exhumarán los restos de Poppy Bermúdez

1

La Cuarta Sala de la Cámara Civil para Asuntos de Familia del Juzgado de Primera Instancia de Santiago ordenó la exhumación del cadáver del empresario José Armando Bermúdez (Poppy), para practicarle una prueba de ADN y ser cruzada con José Andrés Tavárez, quien reclama la paternidad post mortem.

poppy bermudez

La decisión del juez Filoset Núñez Polanco fue emitida en marzo pasado y todavía no ha sido ejecutada por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif).

El juez designó al Laboratorio Referencia para analizar las pruebas correspondientes.

Acogiendo la decisión in voce del magistrado, la Dirección Provincial de Salud Santiago ll, del Ministerio de Salud Pública autorizó la exhumación, mediante un oficio emitido el 19 de abril de 2016, dirigido al señor Antonio Bueno, administrador del Cementerio 30 de Marzo para exhumar los retos de Bermúdez, fallecido el 3 de diciembre de 2014.

También el Ayuntamiento de Santiago se acogió a la decisión del juez. Sin embargo, Pi Kuan Sang, subdirectora del Inacif, regional Norte, se ha negado a dar cumplimiento a la sentencia del juez Núñez Planco.

La decisión que autoriza la exhumación fue recurrida por ante la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación de Santiago por los sucesores de Poppy Bermúdez, Elba Aurora Madera viuda Bermúdez, sus hijos José Armando, Domingo Octavio, Elba y Josefina Bermúdez Madera, y por Julia Aurora Bermúdez y Ana Esthela Bermúdez quienes plantearon al tribunal el sobreseimiento de la demanda en reconocimiento judicial de paternidad que interpuso Tavárez.

La petición que fue rechazada por el juez Polanco Núñez, quien fijó la audiencia para conocer el fondo del proceso para el 24 de octubre de este año.

El 7 de junio, mediante acto de aguacil, número 134/2016, el Inacif fue intimado y puesto en mora para que ejecute la sentencia que ordena la exhumación.

José Andrés Tavárez, de 50 años, es un empleado privado, nativo de Moca, residente en Estados Unidos, asegura ser hijo biológico del fenecido empresario santiaguero.

El proceso, que se inició el 30 de julio del año pasado, se encuentra en un limbo porque según sus abogados, el Inacif se niega acatar la sentencia del señalado tribunal, que decidió se haga una prueba de Ácido Desoxirribonucleico (ADN) a los restos, para determinar si el fallecido empresario fue o no su progenitor.

La decisión fue adoptada el 21 de marzo luego que según los abogados representantes de Tavárez, se agotaron los plazos que el juez había determinado para que las partes decidieran la mejor manera de hacer la experticia científica al cadáver.

Previo al juez ordenar la exhumación de los restos otorgó un plazo de diez días para que las partes buscaran alternativas y se lo comunicaran al tribunal y así el magistrado disponer la exhumación mediante auto administrativo, pero no se obtemperó a ello.
El grupo de demandados lo encabeza la viuda de Poppy Bermúdez, Alba Aurora Madera y los hijos Domingo Octavio, José Armando, Elba Josefina, Julia Aurora y Ana Estela Bermúdez.

Tavárez decidió interponer la demanda debido a que su madre, Altagracia Tavárez, oriunda de Moca, le dio absoluta seguridad de que es hijo de Poppy Bermúdez, tras concebirlo fruto de relaciones que sostuvieron cuando ella tenía 16 años.

Siempre se preocupó

Tavárez aseguró que el empresario le compró una casa a su madre y que siempre se preocupó por la manutención y estabilidad económica de ella y de él, a quienes luego envió a Estados Unidos, donde residen desde entonces.

Edilio García, coordinador del equipo de abogados de Tavárez indicó que, al acudir a los tribunales, la Ley 136-03, que establece que el reclamo a la filiación es imprescriptible, así como lo consignado en el artículo 38 de la Constitución de la República y culpa del estancamiento del caso a la oficina regional del Inacif.

Acción de Amparo

En contra del Inacif recientemente los abogados interpusieron una acción de amparo ante la Cámara Civil de Santiago, porque alegadamente ha cometido lo que ellos definen como “supremo desacato” contra la decisión que ordena la exhumación de los restos, instancia que fue conocida hace cuatro días, reservándose el juez el fallo para el 18 de este mes.

García dijo que “definitivamente ellos no quieren que se realice esa prueba, la que científicamente está comprobada que sus resultados que no dejan lugar a dudas en un 99 por ciento y que está admitida universalmente”, precisó.

Dijo que los herederos de Poppy Bermúdez, desde el principio de la demanda de paternidad, han tratado evitar que se realice la experticia en cuestión.

Un apunte

La subdirectora del Inacif regional Norte Pi Kuan Sang, se ha opuesto a la ejecución de la sentencia preparatoria del juez de la Cuarta Sala de la Cámara Civil para Asuntos de Familia para la prueba de ADN.

Por Ricardo Rodríguez/ El Nacional 

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

  1. Bueno.. tendra el “señor algun dinerito desde USA? y no le es necesario o en si es demostrar que si es hijo y los demas estan por “dejarlo fuera hasta de algunos chelitos?”.
    pero bueno seria es este caso:
    Normalmente quien paga la prueba es la persona que solicita el desahogo de la misma; es decir, quien tiene el interés de comprobar si existe o no el parentesco.
    Como ambas partes tienen derecho a desahogar la prueba, los dos pueden:
    1. contratar una misma prueba de ADN y pagar cada quien la mitad (si estan de acuerdo o les da su jodida gana)
    2. contratar una prueba de paternidad por cada parte; es decir, dos pruebas para verificar que los resultados coincidan y cada parte paga su prueba.(dejara ese pataleo en RD que se hagan asi?)

    En el supuesto de que el el ganador del caso quiera que el perdedor pague la prueba, deberá solicitarlo con el apoyo de su abogado, incluso puede establecerse quién la pagará desde que se solicita el desahogo de la prueba.

    no creo que La justicia y peritos policiales en RD lo harian o no ,Lo que sí debes considerar es que al perito se le paga por adelantado o conforme va avanzando el desahogo de la prueba. Muy difícilmente un perito se va a esperar a que haya una parte ganadora, perdedora o a que el juez determine quién debe pagarla. Dado lo anterior, los peritos hacemos un contrato con la parte que solicita nuestros servicios y nos paga tanto la prueba como nuestros honorarios, hacemos nuestro trabajo y posteriormente entregamos el resultado y dictamen pericial.

    Quien contrate la prueba de ADN debe estar consciente de esto y ser solvente para pagarla.
    Eso si ,”a tantos años y todabia o ahora fue que destapo ese lio?”..carajo .. en fin ojala no sigan jalandose los moños y se repartan lo que les toca a cualquiera que no les toque pues que lo dejen con los ojos volteados.

Participa en el debate, deja un comentario.