El fiasco del Note 7 seguirá repercutiendo en los beneficios de Samsung en 2017

0

Los beneficios de Samsung seguirán resistiéndose al menos durante seis meses del fiasco del Galaxy Note 7, pero el gigante surcoreano cuenta con un aumento de las ventas de sus otros “smartphones” más conocidos para amortiguar el golpe.

note-7-quemado

La producción del Galaxy Note 7 fue suspendida el martes, dos meses después de su lanzamiento, debido a defectos susceptibles de provocar la explosión del que estaba destinado a ser un producto estrella de última generación. El primer fabricante mundial de móviles pidió a todos los distribuidores que dejaran de vender el aparato incriminado.

Samsung ratificó el fracaso completo de este producto al pedir a los millones de personas que lo habían comprado en todo el mundo que lo apagaran como medida de seguridad, iniciativa nefasta para la imagen de la firma que enorgullece de la calidad de sus productos en tecnologías punteras.

Dos días después de revisar a la baja sus previsiones de beneficios para el tercer trimestre de 2016, el gigante surcoreano publicó este viernes un nuevo aviso sobre resultados que conciernen los seis meses siguientes.

Samsung considera que el fiasco del Galaxy Note 7, uno de sus mayores fracasos comerciales seguirá reduciendo sus márgenes de beneficio hasta marzo de 2017, periodo que incluye las fiestas navideñas, cruciales para sus ventas.

“El impacto negativo está estimado entre dos y tres billones de wones (2.200 millones de dólares) el cuarto trimestre de 2016 y un billón de wones el primer trimestre de 2017”, declaró el gigante surcoreano de la electrónica en un comunicado.

Mejorar el control de calidad 

“Samsung Electronics tiene la intención de normalizar sus actividades móviles aumentando las ventas de modelos estelares como el Galaxy S7 y el Galaxy S7 Edge”, según el mismo documento.

Samsung llamó a retirar a primeros de septiembre 2,5 millones de unidades del Galaxy Note 7, porque varios ejemplares esta “phablet” (modelo entre móvil inteligente y tableta) ardieron o explotaron.

El impacto de esta crisis se hubiera podido contener si algunos aparatos distribuidos como recambio de los primeros modelos defectuosos no hubiera empezado a inflamarse también. Samsung decidió abandonar el modelo.

La caída se tradujo por un retroceso del 10% entre el lunes y el miércoles de la capitalización bursátil del estandarte de la industria surcoreana, es decir una pérdida del orden de 20.000 millones de euros.

La hemorragia en la Bolsa no paró hasta el jueves, cuando el título cerró por fin en verde (+1,4%). La acción de Samsung progresaba el viernes, un 0,58% a las 11H30 (02H30 GMT).

El grupo había revisado a la baja el miércoles sus previsiones de resultados para el tercer trimestre de 2016, y anunció que su beneficio operacional sería amputado una tercera parte a lo largo de esos tres meses.

Samsung espera ahora un beneficio operacional en el periodo de 5,2 billones de wones (4.150 millones de euros), en lugar de los 7,8 billones de wones esperados antes.

La sociedad culpa a unas baterías defectuosas fabricadas por un proveedor no precisado, que según muchos observadores se trata de su filial Samsung SDI.

Pero para ciertos expertos, el problema podría residir en un programa informático propio de la “phablet”, y en la decisión del grupo de anticipar el lanzamiento de su producto estrella para intentar pisar al gran rival Apple, que este verano respondía a las expectativas proponiendo su nuevo iPhone 7.

En su comunicado, Samsung promete este viernes que “se concentrará en la mejoría de la seguridad de los productos introduciendo cambios profundos en sus procesos de control de la calidad”.

La mayoría de los analistas coinciden en que las consecuencias financieras inmediatas no serán lo que más daño haga al grupo, que puede aguantar.

Le costará mucho, auguran, recuperar la confianza de los consumidores y restaurar su imagen de marca.

Por ahora, el grupo intenta frenar el éxodo de sus clientes hacia sus competidores ofreciendo un descuento a los dueños de un Galaxy Note 7 que acepten cambiarlo por otro Samsung.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.