Las rupturas de Hollywood suelen llevar consigo un tercer protagonista, a cuya presencia se achaca el desequilibrio y fin de la pareja en cuestión. Unos incluyen la infidelidad, como Tony Parker o Tiger Woods, y otros simplemente se enamoran de una persona nueva, como Brad Pitt o Joe Jonas; pero los triángulos amorosos son una constante en las páginas del papel cuché hollywoodiense.Leer el resto del contenido

Entérate más:  Francisco Ulloa: Que no se le quite la dulzura al merengue típico