Modificar las leyes para cumplir la irresponsabilidad del Gobierno


Neville Alexander Carmona (Neo)

Sin lugar a dudas nuestro país debe contar con uno de los sistemas legislativos más completos de todo el mundo, sino el que más. Aquí hay una ley que regula hasta lo inimaginable. Contrario a lo que debería ser, la mayoría de estas leyes no se cumplen en lo absoluto y el gobierno en esta práctica, ha llevado la voz cantante. El caso del incumplimiento de la Ley General de Educación, que dicho sea de paso fue promulgada por el presidente Fernández en su primer periodo como mandatario, es sólo un ejemplo de la larga lista de violaciones a las leyes apadrinadas por su gobierno.

En este sentido el gobierno ha sido incoherente, pues de boca del presidente, su máximo representante, hemos escuchado la importancia de la educación para el desarrollo del país; sin embargo, esto no le ha servido de motivación para cumplir la ley o poner en frente de tan importante Ministerio personas capaces, esto así porque él mismo presidente Fernández ha dicho que el problema de la educación más que de presupuesto es de calidad. Esto último me recuerda que la designación de Melanio Paredes al frente del Ministerio de Educación prometía gran avance y desarrollo para el sector ya que este constituía su “fuerte”. Hasta ahora no se ha visto más que intoxicación de niños con el desayuno escolar, la intención del Ministro de educación de evadir responsabilidades al querer que el Programa Solidaridad asuma el dicho desayuno y lo último, los famosos textos integrados que hechos a la carrera y sin el concurso de los maestros y demás sectores que como parte importante del sistema debieron participar, han resultado ser un gasto de buen dinero sin que se puedan observar beneficios para los destinatarios, o sea, para los estudiantes.

Para justificar el incumplimiento por parte del gobierno a las disposiciones legales, el presidente dijo que el problema de la educación más que de recursos es de calidad. En relación a esto dice el Ministro de Hacienda que más recursos para el sector no garantiza la calidad de la educación dominicana. Y como buen experto en citar los ejemplos que le conviene, citó el caso de honduras, que según él recibe más de un 4% para la educación y sin embargo no la ofrece de calidad. Si bien lo anterior constituye una realidad, no menos cierto es que el problema de no cumplir la ley que le asigna un 4% del PIB al sector educativo se debe a que para el gobierno la educación no es una prioridad. Para el este es más rentable hacer lo que ha venido haciendo, invertir en campañas políticas a favor de su partido para perpetuarse en el poder, enormes sumas de dinero para hacer ricos a funcionarios que entraron al gobierno “con una mano delante y la otra detrás”; y hoy exhiben sin vergüenza y sin sonrojo fortunas millonarias que no soportan el más mínimo escrutinio público, y destinar millones y millones de pesos para controlar los medios de comunicación.

LO ÚLTIMO EN DESFACHATEZ

De muchos de los males que afectan a los pueblos la iglesia, por no jugar su papel responsable de velar por los intereses de los fieles, sino más bien usar la fe de estos para salvaguardar sus intereses, es responsable. Es por eso que vemos como el Don Agripino Núñez Collado aún cuando debería pedir al gobierno que sea coherente y cumpla con el juramento que hizo de “Cumplir y Hacer Cumplir las Leyes”, juramento este hecho frente a la Asamblea Nacional y por el Dios que el mismo Agripino “representa”, mejor le pide que la modifique para “ajustarla a la realidad” y de esta forma cubrir su irresponsabilidad.

La “propuesta” del Don vitalicio de la PUCMM le cayó como anillo al dedo a su homologo, el también Don, Ministro de Hacienda Vicente Bengoa, para proponer la eliminación de los porcentajes fijos de diversas instituciones, “inclusive” el porcentaje que se le asigna al presidente. De esta forma el gobierno dejaría de ser irresponsable e incumplidor.

Qué Bonito ahora no sólo tendremos que modificar la Constitución para que el máximo representante del antibochismo-peledeísmo gobernante se reelija, sino que también tendremos que modificar sus leyes para que este pueda, talvez, cumplirlas.

Neville Alexander Carmona (Neo)

Estudiante y servidor universitario