Steve Job retratado en un centro médico contra el cáncer


Un delgado y débil Steve Jobs fue retratado por los paparazzis del periódico amarillista The National Enquirer, mientras ingresaba a una clínica de tratamiento contra el cáncer situada en Palo Alto, California.

El Stanford Cancer Center había albergado en su momento el tratamiento del actor Patrick Swayze, quien padecía cáncer de páncreas –al igual que se especula con Jobs– y finalmente falleció a los 52 años, tras un año y medio de intensa lucha.

El CEO de Apple, quien el pasado enero anunció su retiro “por tiempo indeterminado” con el fin de “concentrarse en su salud”, no volvió a hacer apariciones públicas. Excepto por sus esporádicas visitas a Apple y al Wall Street Journal, y ahora esta última al centro de salud, en la cual luce más delgado y débil que de costumbre.

The National Enquirer, conocido por su tinte sensacionalista, difundió que “un doctor determinó que el estado de Jobs es terminal” y que le quedan “seis semanas de vida”.

No obstante, los blogs especializados aclararon que el tabloide realizó un análisis de las fotos tomadas por los paparazzis –que muestran a Jobs de espaldas– con dos profesionales, Gabe Mirkin y Samuel Jacobson, de los cuales ninguno es oncólogo.

Mirkin fue quien determinó que al CEO de la manzana le quedan “pocos días de vida”.

Pese a ser datos de dudosa veracidad, el aspecto de Jobs no es nada alentador. Aunque, una vez en manos de los mejores especialistas, la esperanza de una recuperación es lo último que debe perderse.

Por otro lado, varios rumores indican que Jobs se reuniría esta tarde en San Francisco con el presidente Obama y otros líderes tecnológicos de la talla de Eric Schmidt (Google) y Mark Zuckerberg (facebook).

Fuente: Infobae.com