Esta maravilla del Hotel Marina Bay Sands, en Singapur, no es apta para cardíacos.

Entérate más:  Asalto a mano armada a dos personas