Mi humilde opinión: Los Diputados en el día de las madres

Siempre que hay una fecha especial, entiéndase día de reyes, época de ingreso a las escuelas, navidad, día de las madres, etc., nuestros congresistas son premiados a por montones sin que haya control de las partidas que se les asignan.

Se habla que cada Diputado recibirá cien mil pesos en efectivo, más 24 regalos diferentes para que sean “repartidos” en las respectivas demarcaciones y comunidades, provincias y municipios que los llevaron a donde hoy están. En sus curules.

Sin embargo nunca hemos escuchado que les han presentado un informe concreto, tampoco se les exigen, como una especie de control del gasto de esos recursos y entrega de los regalos físicos, para lo que en realidad fueron entregados a cada uno de ellos, y que a su vez se vea como un ejemplo.

Sería oportuno, tanto para el hemiciclo, como para la sociedad y ellos mismos, que les regalen al país y a las madres una decisión pulcra, transparente, de altura y que son destinados justamente para quienes los esperan con ansias y hambre. Los más necesitados.

El Presidente de la Cámara de Diputados, el Diputado Abel Martínez, debería o debió crear una comisión petit para que se haga cargo de recibir de cada congresistas un informe de qué hizo y cómo entregaron, tanto el dinero en efectivo como los regalos físicos, obviamente si hay voluntad de transparencia.

Creo que sería lo mejor para que de una u otra forma se vea el deseo, el querer y la intención de que se quiere, por lo menos, comenzar a trabajar por y para la transparencia, que es lo que amerita y exige ésta engañada sociedad que quiere ver al salir del túnel una luz esperanzadora.

Nuestros políticos tienen que, de una vez y por todas, decirle a éste país lo que quiere escuchar, una voz de aliento para que inicie la “era de la confianza” hacia ellos, para que así salgamos de la incertidumbre que nos azota y la poca transparencia para época especial como ésta.

No hacemos nada entregándoles a cada Diputado un sinnúmero de recursos, sin saber cuál será su destino final, y sin que ésta sociedad reciba una explicación sana, pulcra en la que podamos respirar aire fresco y de aliento, pero es un reto para ellos mismos, porque lamentablemente no les sale la voluntad. Es la percepción del pueblo.

Me despido deseando que a la postre se hagan las cosas bien, que ellos recapaciten y piensen más en la ciudadanía que los pone ahí cada cuatro años, ahora 6, y les recuerdo que les tengo a las madres un importante artículo para su día. Felicidades MAMA.

Por Robinson R. Gálvez Lay
Para contacto: Robinsongalvez31@hotmail.com

Regalanos un Like!!!