El 20 de agosto sin duda se ha convertido en un día histórico gracias a la extravagante boda, valorada en más de 10 millones de dólares, entre Kim Kardashian y Kris Humphries.



Tan solo 72 días después la estrella de E! decidió introducir la demanda de divorcio y ahora nuevo reportes indican que Kim sabía que la relación no iba en buen camino, incluso antes de dar el Sí definitivo.

La revista Us Weekly reportó que días previos a la épica ceremonia, Kardashian estuvo llamando a sus amigos cercanos porque no sabía qué hacer, y toda la expectativa que se creó alrededor del matrimonio la hicieron sentir “que no había vuelta atrás”.



Aparentemente, mientras su madre y su hermanas ayudaban con los últimos detalles de la boda, Kim y Kris ya ni se miraban a los ojo y la relación no se sentía bien como en los inicios.

Ante la controversia del divorcio, Kardashian publicó en su blog unas emotivas declaraciones.

Entérate más:  Orquesta Sinfónica Nacional anuncia “Temporada 2022”

“Sentía que estaba en una montaña rusa de la cual no podía bajar y ahora me doy cuenta de que he debido hacerlo. Quedé atrapada entre la conmoción y las filmaciones del programa de televisión mientras lo que debía haber hecho era terminar mi relación, pero sinceramente no sabía cómo hacerlo y tampoco quería decepcionar a mucha gente”.

Fuente la.eonline.com