Trabajadoras sexuales demandan centro capacitación y se oponen a la creación de una Zona Rosa


El movimiento de mujeres unidas (MODEMU), que agrupa a miles de trabajadoras sexuales del todo el territorio nacional, se opuso a la creación de una Zona Rosa o de tolerancia para ejercer su oficio, y en su lugar demandó del gobierno, los empresarios y otros sectores la implementación de un centro capacitación con programas educativos y sociales que beneficien a ese población.

La señora Jacqueline Montero, directora ejecutiva de MODEMU, y otras directivas de la entidad manifestaron que el proyecto de ley Zona Rosa viola sus derechos humanos, ya que esta pieza legislativa establece que todas las trabajadoras sexuales deberán estar identificadas con carnet, el cual revelará su estado de salud, violando así la Ley 55-93 sobre VIH/SIDA, divulgando su condición de salud.

Montero recordó que esas mujeres no vienen de otro planeta, ya que son el producto de la marginalidad, la mala distribución de las riquezas, la falta de oportunidades y el machismo.

“De ser aprobada esta ley seriamos presa fácil de los policías que son los supuestos cuidadores de nosotras y nos maltratan física y psicológicamente” expresó la directora ejecutiva de la entidad que reúne a las denominadas “mujeres de la vida alegre”.

La señora Montero se expresó en estos término este viernes, en compañía de varias directivas de MODEMU, en el Séptimo Congreso Nacional que organizó esa institución en el Instituto Nacional de Formación Agracia y Social (INFAS), en la autopista 30 de marzo, kilómetro 12.

En el congreso participaron decenas de trabajadoras sexuales, y tuvo como objetivo conocer y hacer balance de la situación en sus derechos humanos en cuenta la condición en la región del Caribe y en el país.

Asimismo, identificar un plan de incidencia política para plantear las estrategias de MODEMU, hacer pública un documento sobre la situación y demandas de las trabajadoras sexuales y del congreso.

Además de la Zona Rosa este Congreso incluyó otros temas “como viviendo con VIH”, “sustancias prohibidas”, “atrapada en el cuerpo equivocado”, “somos personas”, “queremos igualdad y respecto”, entre otros.