sangre

 

Un estudio presentado en el Colegio Americano de Cardiología en San Francisco (Estados Unidos) determinó que la sangre donada que ha sido almacenada por más de 3 semanas es perjudicial para la salud.



La investigación que estuvo a cargo del doctor Robert Neuman, quien trabajó con Arshed Quyyumi, profesor de medicina y director de la Emory Clinical Cardiovascular Research Institute; y Roback John, director médico del banco de sangre del Hospital de la Universidad Emory.

Para llegar a estos resultados se analizó a 43 pacientes del Hospital de la Universidad de Emory, escogidos al azar y que se encontraban internados por diversas razones, tales como tratamientos para el cáncer o cirugías. Estas personas recibieron transfusiones de sangre de cerca de 450 mililitros de sangre.



Luego, valiéndose de un sistema especial, Neuman y sus colegas midieron la Dilatación Mediada por Flujo (DMF) de los vasos sanguíneos, consignó Science Daily.

Cabe destacar que los individuos sanos y jóvenes pueden tener una DMF de hasta el 10% y la media del grupo hospitalizado fue de 5%. El resultado arrojó que los pacientes que recibieron sangre vieja vieron reducido su DMF a un 2,4%, apenas 24 horas después de la transfusión, mientras que aquellos que recibieron sangre fresca no experimentaron ningún cambio significativo.

Entérate más:  Ministerio de Salud instala unidades móviles en el municipio Sánchez

Este efecto producido por la sangre más antigua sobre la función de los vasos sanguíneos, es similar a la de una comida rica en grasas o las consecuencias a largo plazo de un factor de riesgo de enfermedad cardiovascular como el tabaquismo o la diabetes, indican los expertos.

De acuerdo a Bio Bio de Chile, la teoría de los médicos es que en la sangre más vieja va perdiendo el óxido nítrico, que ayuda a relajar los vasos sanguíneos.

Para remediar esta situación, los autores sugieren reservar la sangre fresca para aquellos pacientes con mayor riesgo de sufrir problemas cardiovasculares, o bien, añadir algún conservante del óxido nítrico a la sangre donada.