La firma japonesa sacó a la luz, en el Toy Show de Tokio, el modelo Camatte, su nuevo proyecto para “convertir a los niños en fans de los automóviles”.

Según explicó Kenji Tsuji, el creador del vehículo, Toyota busca que los más pequeños “vean el lado divertido de los carros. Que conozcan el mundo del motor y se ilusionen”.

 El automóvil es eléctrico, su velocidad máxima es de 40 kilómetros por hora y cuenta con espacio para dos pasajeros más. El freno también se puede activar desde los asientos traseros.

 

Entérate más:  Formas de hacer el testamento y cómo influye cada una en la herencia