Medias Rojas regresan a casa y están a punto de coronarse en la Serie Mundial


ST. LOUIS. Con la victoria lograda el lunes en el Busch Stadium de St. Louis, los Medias Rojas de Boston regresan ahora a casa con la Serie Mundial de béisbol 3-2 a su favor, por lo que están a un paso de lograr su tercera corona en los últimos diez años.

David Ortiz

En cambio, los Cardenales desaprovecharon otra vez a su mejor carta monticular, ya que la derrota la cargó en ese partido Adam Wainwright (0-2), pese haber dejado a 10 hombres con la carabina al hombro.

El verdugo de los ‘pajarillos rojos’ fue el zurdo Jon Lester (2-0), quien estuvo soberbio en siete y dos tercios de excelentes capítulos, en los que diseminó cuatro hits y una solitaria carrera con siete ponches propinados.

En las últimas 42 Series Mundiales, cuando se ha llegado al quinto juego con empate 2-2, el equipo que ha ganado el Juego 5 se ha impuesto en 27 ocasiones, para un 64% de posibilidades.

Los Medias Rojas contaron una vez más con el oportuno bateo del dominicano David ‘Big Papi’ Ortiz, quien empujó la primera carrera de su equipo.

El toletero quisqueyano tuvo otra noche productiva al irse de 4-3 con una empujada, para ponerse en la serie con promedio de .733 (11 en 15).

Si en Boston, en el sexto partido, ganan los Cardenales, se disputará un séptimo y decisivo encuentro el jueves, algo que no ocurre en un ‘Clásico de Otoño’ desde el 2011, cuando precisamente ellos vinieron de atrás y vencieron 4-3 a los Rangers de Texas.

Para el sexto partido están anunciados el novato Michael Wacha (1-0), por los Cardenales, y el veterano John Lackey (0-1), por los Medias Rojas.

Ambos lanzadores se enfrentaron en el segundo partido de esta serie, que fue ganado por el conjunto de los Cardenales 4×2 en predios bostonianos, con otro excelente pitcheo del novato Wacha-Wacha, como le corean los fanáticos.

La labor de los dos serpentineros en ese encuentro fue muy buena, aunque la del bisoño lanzador debe catalogarse de excelente por ser su primera aparición en estas lides.

Lackey terminó con tres carreras y cinco imparables permitidos, además de propinar seis ponches, mientras que el juvenil lo hizo con dos anotaciones en seis capítulos y también con seis abanicados.

Ambos conjuntos lucharon mano a mano en los tres encuentros de St. Louis, con ventaja de 2-1 para los Medias Rojas. La derrota de los ‘patirrojos’ en esa sede fue 5×4 con una polémica jugada en el noveno inning, que los arbitros cantaron interferencia del tercera base Will Middlebrooks, que se interpuso en la carrera hacia home de Allen Craig, que marcó la diferencia.

En la primera etapa, en Boston, donde se efectuaron dos desafíos, los anfitriones Medias Rojas ganaron el primero por palliza de 8×1 en una nefasta noche de Wainwright, ya que su equipo cometió tres errores y él un wilpitch, que costaron carreras.

Los Cardenales, que promediaron 4,83 carreras por partido en la temporada regular, el mejor en su liga y el tercero en las Mayores, deben mejorar en ese sentido, ya que en los cinco juegos de esta serie, sólo han anotado 13 carreras y su promedio de bateo colectivo es de apenas .235.

No obstante, la derrota del lunes fue apenas la tercera en casa de toda la postemporada.

Por el otro lado, de ganar el ‘Clásico de Otoño’ los ‘patirrojos’, y de seguir sonando el madero como lo ha hecho, el dominicano Ortiz tiene muchas posibilidades de ser elegido el MVP (Jugador Más Valioso).

Los Cardenales están en su decimonovena visita a una Serie Mundial y buscan su duodécimo trofeo, mientras que los Medias Rojas llegan por tercera vez en los últimos 10 años, con dos trofeos (2004 y 2007). AFP

¿Cuál es tu reacción?

Triste Triste
0
Triste
Ja ja ja Ja ja ja
0
Ja ja ja
Me molesta Me molesta
0
Me molesta
Me gusta Me gusta
0
Me gusta

acceder

Conviertete en parte de nuestra comunidad!

reinicia la clave

Back to
acceder