Elizabeth Dickson accedió a participar en una broma, durante una sesión fotográfica, que le salió terriblemente mal.

La joven modelo de 28 años aceptó a sostener una pelota de golf con su trasero para ser golpeada por Kevin Klein, durante un torneo en California, Estados Unidos.

Para su mala fortuna, el locutor de radio erró el golpe a la pelota y terminó impactando uno de los glúteos de manera “accidental”.

De acuerdo con Daily Mail, aunque de momento todo lo tomo con humor días después, al ver el enorme moretón, decidió tomar acciones legales en contra de la empresa que realizó la broma.

Ahora, si los tribunales dan el fallo a su favor, Elizabeth podría recibir cerca de 500 mil dólares como compensación por los daños sufridos a causa de dicha broma.

Entérate más:  ADOPAE rechaza maltrato a Feliz Vinicio Lora tras caídas en hotel de Punta Cana