Cientos de evacuados y destrozos provoca temporal en provincias de Argentina


Las intensas lluvias que castigan el centro-oeste de Argentina han causado cientos de evacuados, destrozos materiales y paralización de actividades en zonas ricas en producción agrícola, indicaron las autoridades este martes.

Las lluvias de los últimos días que han golpeado Córdoba, San Luis, Santiago del Estero y Santa Fe capital, afectan parte de la zona agrícola ganadera por excelencia de este país que es uno de los principales exportadores de alimentos del mundo.

“Es la mayor catástrofe climática de los últimos 50 años”, admitió en un mensaje a la población José Manuel de la Sota, gobernador de Córdoba, provincia donde hace dos semanas se registraron siete muertos y un millar de evacuados por un temporal.

En San Luis el desborde de los ríos obligó a evacuar a unos 300 pobladores de barrios ribereños.

“Hay muchas familias afectadas, calles que han desaparecido y los daños materiales recién se podrán evaluar cuando el agua baje. Hay gente que lo ha perdido todo”, dijo Facundo Domínguez, alcalde de Concarán, 850 km al noreste de Buenos Aires.

En la vecina localidad de Quines, se desbordó el río homónimo y provocó el derrumbe de los puentes por lo que fue necesaria la asistencia aérea para llevar provisiones a este lugar de unos 8.000 habitantes.

El fuerte temporal que comenzó el fin de semana, se intensificó durante la madrugada de este martes causando la crecida abrupta de los ríos, mientras rige un alerta por nuevas tormentas.

En la capital de la provincia de Santa Fe, de 350.000 habitantes, las autoridades decretaron el martes la emergencia para ordenar la suspensión de clases escolares, actividad pública y se paralizó el transporte público.

En Córdoba el desborde de los ríos causó daños en las carreteras con caída de puentes, como el que conecta la capital provincial con la localidad de Jesús María, de unos 30.000 habitantes.

“El panorama es complicado, estamos en un pico de crecida y los barrios de la costa del río están en peligro, hemos evacuado a algunas familias, pero el 90% de la ciudad está bien, con todos los servicios en funcionamiento”, dijo el alcalde de Jesús Marís, Gabriel Frizza.

En Santiago del Estero la gobernadora, Claudia Zamora, declaró asueto escolar y administrativo en toda la provincia y convocó a un comité de emergencia para atender las necesidades sanitarias de unos 300 evacuados ante el temor que la situación se agrave si continúan las tormentas.

AFP