TRAYECTORIA EN VIVO DEL HURACÁN MARIA

Este tipo tiene 30 años “puyándose”


La determinación que algunos pueden tener por conseguir un cuerpo lo más trabajado y musculoso posible puede, peligrosamente, convertirse en una verdadera obsesión.

En ese sentido, uno de los casos que ha impactado en el último tiempo es el del fisicoculturista norteamericano Rich Piana, quien no tiene problemas en reconocer que desde hace años toma esteroides anabólicos para alcanzar el cuerpo que toda su vida ha soñado.

De hecho, no sólo no ha negado su consumo sino que incluso se muestra orgulloso de ello. A sus 45 años, el estadounidense pasa largas jornadas entrenando en el gimnasio, rutina que combina con la peligrosa práctica de inyectarse esteroides, la que comenzó cuando tenía sólo 18.

Frecuentemente Piana discute sobre los efectos de los esteroides a través de su canal en Youtube, en el que además insiste en ser muy feliz por la vida y el camino que escogió. Probablemente su espíritu puede ser resumido con el eslogan de su compañía de suplementos: “A cualquier precio”.

De acuerdo a un artículo publicado por el periódico británico The Daily Mail, Piana es hijo de una fisicoculturista de Los Angeles, California, y comenzó a interesarse en el tema luego de verla en una competencia. Empezó a entrenar cuando tenía recién 11 años, y a los 15 ya estaba participando en torneos oficiales.

En uno de sus videos defendió el uso de esteroides de una manera bastante particular. “Si tienes la posibilidad de escoger entre los esteroides o mantenerte natural, haz lo segundo. No hay razón para recurrir a los esteroides, sólo le harás daño a tu cuerpo”, explicó.

“Pero si quieres convertirte en un fisicoculturista profesional, adivina… Probablemente tendrás que hacerlo, no tendrás opción”, agregó.

Luego de comenzar en el mundo de los esteroides, Piana se impuso en varios torneos interestatales, lo que le valió el apodo de “Mr. California”.

“Estoy feliz en todo lo que escogí y con la forma en que se desarrolló todo en mi vida. No haría nada diferentes. Estoy completamente feliz con la decisión que tomé de iniciarme en los esteroides cuando era joven”, precisó.

Piana pesa cerca de 140 kg, y suele aparecer en público junto a su esposa, Sarah. Si bien ya no participa a nivel profesional, continúa forzando su cuerpo al extremo, y trabaja en diferentes eventos comercializando los suplementos de su propia línea.

acceder

Conviertete en parte de nuestra comunidad!

reinicia la clave

Back to
acceder