La muerte a balazos el pasado domingo primero de un dominicano de 32 años, en España, se trata de un enfrentamiento entre dos bandas dominicanas que trafican droga en Barcelona.

Según las autoridades, el pistolero vengaba dos asesinatos que en los últimos meses se produjeron en Barcelona y L’Hospitalet de Llobregat.



Tal es la situación, que ayer los Mossos d’Esquadra, policías catalanes, hicieron una reunión de mando de varias regiones policiales para compartir los nuevos datos obtenidos del último suceso.

En la ejecución del pasado domingo, dos personas resultaron heridas, también dominicanas; una mujer, quien se encuentra en «estado crítico»; y un hombre, que se encuentra «grave».



Otros enfrentamientos

En noviembre, en el barrio de la Florida de L’Hospitalet, otro dominicano fue asesinado a balazos cuando estaba dentro de su vehículo.

En abril, en el interior de la discoteca Koko Premium de la avenida Paral.lel, otro dominicano de 28 años fue asesinado de varios disparos.

Entérate más:  Abogado somete recurso para destituir a Luis Henry Molina en la Suprema Corte