Miralba Ruiz: ¨No veo los medios como un privilegio, sino como un compromiso¨


Santo Domingo. Con los pies sobre la tierra, así se define la destacada comunicadora y productora Miralba Ruiz, esposa, madre, mujer que lleva en sus hombros el sello particular de una trayectoria ejemplar en los medios y de saber ganarse el cariño y el respeto de la gente.

¨No veo los medios como un privilegio, sino como un compromiso, y al verlos de esta forma no siento que tiene una ventaja, sabiendo que no puedo hacer todo lo que quisiera porque tengo gente mirándome, y eso presiona, aunque es de manera positiva¨, expresó.

 

Dijo que tampoco es que se inhibe de vivir la vida como quiere, pero piensa que primero hay mantener gente que de verdad la quiere desde siempre, no a la figura, sino a la persona.

Al preguntarle cómo se mantiene con los pies en la tierra o tan aterrizada pese a estar expuesta en los medios, tener incidencia en las redes e influencia en mucha gente, nos dijo que no ve razón para despegarlos porque sale a la calle todos los días, ve lo que la gente ve, vive lo que la gente vive…¨yo pienso que tiene mucho que ver con mi familia, con mis padres, que todavía están en La Vega, es una ciudad relativamente pequeña, y yo creo que cuando tú te crías así donde todo el mundo se conoce tienes que mantener tu esencia porque al final todo el mundo sabe quién eres¨.

Proyectos de temporada

Entre los trabajos más conocidos de la comunicadora y que han marcado al público, están los proyectos de temporada, que para ella son una manera diferente de hacer televisión, con contenido y concepto distinto, formas particulares de llevarle al televidente una propuesta atrevida, fuera del cajón de la televisión normal.

Desde hace aproximadamente ocho años Miralba trabaja en este tipo de proyectos, y ha realizado unos diez, e informó que hará otro antes del último trimestre de este año.

Entrevistada en el programa Encuentro Informal por los comunicadores Julio Martínez Pozo y Mildred Charlot, que se transmite por Antena 21, la comunicadora expresó que ¨la gente no está al aire, 10, 15, 20 años. Los formatos se gastan, los talentos se embotan haciendo siempre lo mismo, entonces, hacer proyectos con conceptos diferentes te reta como productor, te reta como ejecutivo de venta de tu propio proyecto porque con cada uno tienes que ir a tocar la puerta como si fuera el primero¨.

Entiende que este trabajo también saca a la persona de su zona de confort, porque cada proyecto tiene una esencia que requiere algo diferente del comunicador, o simplemente como ha pasado, le da la oportunidad de quedarse detrás de cámara como productora y guiar a que alguien haga ese proyecto, y que el trabajo salga enriquecido con una persona que tiene capacidades distintas.

Uno de esos proyectos fue ¨Quítame 10 años¨, que no era sólo para refrescar físicamente, esa era la excusa, pero lo que quería era intentar transformar, darle la chispa de empuje a los participantes, quienes por alguna razón en su vida se iban quedando atrás, una pérdida, un divorcio, un trabajo que ya no tenían, por los hijos que se van de la casa, asumir la maternidad en solitario, etc.

¨Mujeres que se iban olvidando de ellas, y de repente darle la excusa de que vean que hay tanto que hacer todavía, y de que no hay por qué bajar los brazos y rendirse. Era cambiarlas desde adentro¨.

Una familia feliz

Miralba nos cuenta que su esposo, el empresario Aitor Palacios, y sus hijas Mara y Ainhoa le recomponen la vida de manera positiva. ¨Los hijos te hacen organizar las prioridades, entender el verdadero sentido de la vida. Yo digo que son los mejores regalos que yo he recibido¨.

Expresa que su familia es feliz, muy unida y que como en todas hay momentos en donde se dan diferencias, pero puede decir que ha sido bendecida con una familia muy estable, que le ha servido siempre de mucho apoyo, y sobre todo su papá y su mamá, quienes son los pilares de los valores con los que ella vive hoy.
La comunicadora se interesó desde pequeña por la lectura, y su madre la enseñó a hablar correctamente, ya que fue profesora durante 20 años, “yo soy la mayor de mi casa, y mi mamá me ponía todos los días a leer, lo que yo quisiera, libros, paquitos, revistas, lo que apareciera… pero había que leer, era una obligación”, dice entre risas.

Lo que en su momento para Miralba era un “suplicio”, se convirtió en una pasión, e inculca a sus hijas también, pues entiende que en la lectura está la clave para la eterna curiosidad que es la fuente eterna de aprendizaje.

Traductora

Aunque, hacer de traductor de un idioma en un evento, es una de los trabajos más complejos, Miralba lo hace muy bien. Cuando salió de La Vega, a los 21 años, ya había aprendido inglés, y luego viajó a Estados Unido por ocho meses a pulir el acento y tomar un manejo más americano del idioma.

Nos cuenta que no tenía la menor idea de que podría ser traductora, y que el mérito se lo reconoce al señor Juan Ramón Gómez Díaz, Presidente del Grupo Telemicro, quien cuando ella trabajaba en uno de sus medios le encomendó la tarea de traducir unos eventos, y aunque nunca había hecho este trabajo se lanzó y todo salió bien.

También destaca que ha tenido la suerte de contar con compañeros de traducción fantásticos, como es el caso de Miguel Cunillera, a quien califica como tremendo traductor y compañero generoso. “Te cubre, te cuida, está pendiente de que si tu fallas el entra y no se siente el bache. Es una bendición tener gente como él”.

Concursos de belleza

La destacada figura de la televisión cree que en nuestro país como en todos los renglones, donde hay un tema de competencia, el que pierde no está conforme y le achaca el triunfo no al talento del que gana, sino a condiciones especiales.

Considera que el Miss República Dominicana es una institución que puede tener muchas cosas negativas, como cualquier otra institución, pero, precisa que no se puede negar que ha sido durante años una plataforma para los medios de comunicación. “Una Milagros Germán sale de un concurso, una Mariasela, una Jatnna Tavarez, una Zoila Luna, una Pamela Sued… o sea, cómo podemos decir que es un tema superficial”.

Miralba ve que un negocio tan importante como el de la comunicación se nutre de mujeres que llegan al Miss República Dominicana, que es una plataforma, no solamente por el tema de ganar una corona, sino un lugar donde las mujeres tienen la oportunidad de exponer su talento, resaltar y lograr lo que para las anónimas es tan difícil.

Asimismo, asegura que asimismo en los medios hay de todo, y está convencida de que hay más cosas buenas que malas, y que es como dice el refrán [la carreta que va vacía es la que más suena], por eso siempre resalta más lo negativo porque eso es lo que llaman la atención, las que crean conflicto, controversia, pero cree que hay muchas cosas buenas y gente buena en los medios, y las que no son tan buenas, porque eso depende de cada persona.

Miralba cumplirá 4 años en el programa “Esto no tiene Nombre”, que conduce junto a Roberto Cavada y José Enrique Pintor (Pinky), tiempo que califica como una experiencia fantástica, positiva y muy enriquecedora, que muchas veces es mejor fuera del aire.

La política

La comunicadora no tiene interés de adentrarse en la política, pero sí ve importante la participación social, tal como ha hecho a través de los años, porque cree que desde la comunicación se pueden hacer muchos aportes sociales. ¨El tema del Movimiento Verde me parece interesantísimo, hay cosas con las que yo no estoy de acuerdo, pero el espíritu del mensaje me impacta porque hace muchos años que a mí me preocupa el nivel de impunidad y de corrupción que hay en el país, no solamente de la clase política, sino a nivel sistémico¨.

Dijo que es frustrante ver como elección tras elección las personas uno como ciudadano(a) deposita su confianza en gente que al final termina siendo más de lo mismo. Sostiene que es bueno que las sociedades entiendan su rol y que los ciudadanos también tienen deberes que cumplir, así como piden que respeten derechos.

Le parece interesante el Movimiento Verde, aunque haya cosas que todavía no las entienda ni las vea claras, y no está de acuerdo con el llamado a la destitución del presidente Danilo Medina, ya que está ahí porque los votos para que él ganara están y eso hay que respetarlo, hay un marco constitucional que no lo puede quebrar absolutamente nadie.

Explica que si se quiere derrotar a Danilo o al PLD hay que ir a las urnas y ganar, pero en la calle no, porque en la calle la gente puede protestar, decir lo que no le satisface, hacer presión para que el gobierno escuche al pueblo, pero el marco constitucional no debe romperse.

acceder

Conviertete en parte de nuestra comunidad!

reinicia la clave

Back to
acceder