La infidelidad en redes sociales, tan dolorosa como un engaño real


Cada día las redes sociales arropan más la atención tanto de jóvenes como adultos. Vemos en muchos de los lugares que frecuentamos personas ensimismadas en sus teléfonos, sumergidos en las redes.

Tanto Facebook como cualquier otra página social tienen sus cosas positivas; nos ayudan a reencontrarnos con amigos del ayer, nos entretienen e incluso nos permiten compartir con nuestros “amigos” cosas positivas.

Las páginas sociales también pueden traer serias diferencias en la familia y sobre todo en las parejas. Un estudio realizado por la Universidad de Missouri (2013) reveló que una relación directa entre el uso excesivo de Facebook e infidelidad, rupturas y divorcios.

Las relaciones de pareja se fundamentan en su mayoría en compromiso, compasión, amistad, intimidad y fidelidad.

Se piensa que la infidelidad en la pareja solo se da cuando hay contacto físico con una tercera persona. Algunas personas piensan que si los contactos son por internet no pueden ser considerados como infidelidades.

Otros justifican su comportamiento como piropos a [email protected], curiosidad o errores de juicio que no iban a llegar a nada.

Ciertamente la infidelidad cibernética es ser tan infiel como encontrarse con alguien a solas con algún interés romántico o sexual.

La infidelidad cibernética trae el mismo dolor y sentimiento de traición.

Ana María Restrepo en su libro titulado En Pedazos menciona que la infidelidad empieza en el instante en que se tiene la intención y se empiezan a tener pequeños o grandes gestos de coqueteo con un tercero.

Si estás entrando en este tipo de conducta evalúa tu relación, pregúntate a ti mismo si el amor se acabo y por eso buscas otros estímulos. Si la respuesta es afirmativa considera el diálogo con tu pareja y dale la oportunidad de seguir adelante su vida.

Mantener relaciones por costumbre o por miedo a la soledad es una conducta egoísta. Si tu relación está en crisis pero aun hay amor, busca ayuda de terapia de pareja.

La fidelidad es más que sentir amor, es respetar. El amor en ocasiones tiene fin, y no por esto se ha fracasado.

Doctora Ingrid Marín/ Eldiariony.com

acceder

Conviertete en parte de nuestra comunidad!

reinicia la clave

Back to
acceder