Cómo proteger tu cabello en el verano


El sol, las altas temperaturas o las actividades al aire libre que realizamos durante el verano pueden dañar tu cabello y volverlo más seco, quebradizo u opaco. Por ello, es importante prevenir los daños y saber cómo mantener tu pelo hidratado y sano durante la temporada estival.

Máxima hidratación

El primer paso para lucir un cabello sano durante el verano es mantenerlo hidratado. El cabello contiene de un 10 a un 15% de agua. En los días más calurosos de verano, parte de esa agua se evapora. Es por esto que debemos cuidarnos de adentro hacia afuera y no podemos olvidar beber abundante agua. Así no sólo hidratamos nuestro cuerpo, sino también el cabello desde la raíz a las puntas.

Mascarillas

Cuando vayas a la playa o a la piscina es importante aplicar una mascarilla hidratante con protección solar que te ayude a proteger el cabello de los agentes externos. También se recomienda aplicar una mascarilla natural una vez a la semana. Puedes optar por una mascarilla casera de aguacate o una de aceite de coco para aumentar la hidratación y reparar los posibles daños del pelo.

Una buena higiene

Es normal que con la llegada del verano lavemos el cabello con mayor frecuencia. Lo importante utilizar un champú que sea adecuado al cuero cabelludo de cada persona, ya sea graso, normal o seco. También es aconsejable emplear un acondicionador con ceramidas y colágeno, para hidratar y restaurar la zona.

Proteger la cabeza

En verano, las gafas de sol son un “must” para la protección contra los rayos ultravioletas, pero, muchas veces, no es tan habitual proteger también la cabeza. Nuestro cabello agradecerá, sobre todo cuando los rayos solares caen con más fuerza, que lo tapemos con una gorra, un pañuelo, un sombrero o un turbante.

Agua dulce después del mar

La sal marina y el cloro de la piscina dañan el pelo porque provocan que éste pierda su humedad natural, por lo que se deshidrata, se seca y pierde brillo. Para evitarlo, lo primero que tienes que hacer es, cada vez que salgas del mar o de la piscina, es ir a una ducha de agua dulce y enjuagarte.

Evitar la tintura

De preferencia intenta no pintar tu cabello justo antes de unas vacaciones en las que sabes que estarás muy expuesta a la playa, la piscina o el sol, en el verano. En caso de realizar una tintura, es mejor escoger los productos sin amoniaco menos agresivos con tu pelo para evitar que el mismo se reseque.

Realizar un corte

Es importante realizar una visita a la peluquería antes del verano para un corte de puntas y eliminar la zona más seca y maltratada. Luego deberás volver cuando los días de calor hayan acabado con el fin de recomponer tu cabello cortando el área que haya podido quedar maltratada.

Cuidado con el secador

Una de las claves para cuidar el pelo en verano es no excederse con el secador y los alisadores, ya que el cabello es muy sensible a los cambios y las altas temperaturas. Se recomienda usar un estilo más natural y, en el caso de ser necesario, utilizar el secador y plancha a una temperatura media para evitar que el exceso de calor lo seque más.

Una buena alimentación

El verano es una buena época para consumir más acelgas, lechugas, espinacas, berro y brócoli que son alimentos beneficiosos para nutrir y fortalecer el cabello. Los vegetales de hoja verde son excelentes para cuidar el cabello, pues aportan vitamina A y C que estimulan la segregación de las sustancias sebosas responsables de mantener el cabello hidratado y acondicionado de forma natural.

El peinado es importante

Cuando vayas a la playa, o a la piscina, prueba un estilo recogido para evitar que el pelo se enrede demasiado. A la hora de atarlo, es preferible usar broches o colitas de tela, ya que los elásticos muy ajustados terminarán quebrando la hebra capilar. Por otro lado, trata de evitar los peinados con rayas muy marcadas, de lo contrario correrás el riesgo de quemarte el cuero cabelludo.

Fuente Holadoctor.com

acceder

Conviertete en parte de nuestra comunidad!

reinicia la clave

Back to
acceder