Estaba así, miren como se puso…


Estados Unidos. Para perder peso se necesita una gran fuerza de voluntad, pero si tienes mucha motivación la situación se te torna un poco más fácil.

Esto exactamente fue lo que le pasó a Morgan Bartley, una joven californiana de 20 años, que perdió 100 libras; gracias, en gran parte, al estímulo que recibió de miles de personas en Instagram.

Bartley contó a la revista People que los 152,000 seguidores que tiene en Instagram fueron el motor para que ella pudiera seguir con su plan de rebajar.

“A veces el apoyo que he recibido (en las redes) ha sido la única cosa que me ha mantenido en marcha”.

La joven confesó que aunque desde pequeña ha tenido sobrepeso, su problema empeoró cuando se sometió a una operación para remover uno de sus ovarios, hace aproximadamente ocho años.

Otro factor que influyó en el aumento de unas 70 libras fue que comenzó a sufrir síntomas prematuros de menopausia y la noticia de que probablemente no podía tener hijos, lo que le provocó depresión y que comiera descontroladamente.

Tras todas estas situaciones, a los 17 años, Bartley llegó a pesar aproximadamente 300 libras.

Fue en ese entonces que se propuso a comenzar a bajar de peso y para asegurar que cumpliría su meta comenzó a publicar su proceso en su cuenta de Instagram, @morganlosing. Algunos de sus vídeos también los publicó en Youtube.

Para lograr todo ese cambio también se consiguió un entrenador quien le recomendó una dieta alta en proteína y baja en carbohidratos. En esos primeros meses perdió 25 libras. Y tras eso, en agosto del 2015, se hizo una gastrectomía de manga vertical para reducir el tamaño de su estómago.

Indica Eldiariony.com que para completar su proceso, en el 2016, Bartley se sometió a otra operación para eliminar el exceso de piel. Ahora, la joven intenta conseguir su certificación para ser entrenadora personal.

“Sólo quiero ayudar a otras personas a cambiar sus vidas. Siento que eso es lo que debería hacer con mi vida”, dijo la joven.