María se convierte en huracán avanzando hacia el Caribe


María se convirtió en huracán este domingo mientras se dirigía hacia el este del Caribe con vientos de 120 km/h, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

A las 21H00 GMT, María pasó a ser un huracán categoría 1 (de un máximo de 5), se localizaba a 225 kilómetros del noreste de Barbados y su ojo se “moverá a través de las islas de Sotavento el lunes por la noche y sobre el extremo noreste del mar Caribe el martes”, informó el NHC.

Las advertencias y recomendaciones de monitorear fueron elevadas de categoría en varias islas del Caribe, que aún no se recuperan del paso del devastador huracán Irma a inicios de septiembre.

El NHC dijo que María podría producir “una peligrosa tormenta y olas grandes y destructivas” que elevarían los niveles del mar en 1,2 a 1,8 metros cuando pase por las islas de Sotavento.

Pronosticó una precipitación máxima de unos 51 centímetros en esas islas, en Puerto Rico, y en las islas Vírgenes británicas y estadounidenses en la noche del miércoles, condiciones que podrían causar inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra potencialmente mortales.

Además, el NHC lanzó una advertencia de huracán para Martinica, Antigua y Barbuda, Saba y San Eustaquio, y Santa Lucía.

La isla francesa de Guadalupe será colocada en “alerta roja” de ciclones a partir de las 12H00 del lunes, informó el domingo la prefectura.

El prefecto “pide que la gente no se desplace, que busquen cobijo, ya sea en sus casas o en un lugar seguro y que se informen de las condiciones meteorológicas por radio”, agregó el comunicado.

El servicio de meteorología francés Météo France advirtió que “no se excluye que María alcance la categoría 3 cuando pase por Guadalupe” y aseguró que esta “amenaza debe ser tomada muy en serio”.

Las autoridades informaron que las islas de San Martín y de San Bartolomeo siguen bajo vigilancia amarilla y que Martinica está bajo vigilancia naranja.

Un segundo huracán, José, también está activo en el Atlántico y ha desencadenado alertas de tormenta tropical para el noreste de Estados Unidos.

Barbuda fue diezmada por el huracán Irma el 5 y 6 de septiembre, cuando fue la primera isla del Caribe en recibir a este ciclón de categoría 5.

Irma dejó alrededor de 40 personas muertas en el Caribe antes de golpear Florida, donde murieron al menos 20 personas.